Educación lunes, 30 de julio de 2018

Nuestra petición, bajar las ratios.

Está dicho por activa y por pasiva, comentado y vuelto a comentar, asegurado por las personas especialistas e implicadas, aseverado por toda nuestra sociedad: el principal problema al que nos enfrentamos en materia de educación a día de hoy en España, es decididamente, el que generan las ratios actuales. Entendiendo ratio como la razón o relación entre dos cantidades o magnitudes (RAE), la proporción de alumnado en el estado español en relación al número de profesorado y aula es excesivo. Es decir, a menor ratio, las necesidades educativas a nivel individualizado son más fáciles de atender, así como la diversidad en las aulas; entendiendo también ésta como toda una serie de retos a los que dar respuesta. Entre estos retos, mayor inclusión del alumnado con diversidad funcional, atención individualizada en casos de incorporación tardía al sistema educativo español o bien en caso de procedencia de otros países, conflictos (según gradación desde la riña al bullying), problemáticas socioeconómicas o culturales, problemas en el aprendizaje, etc. Es decir, todo esto y mucho más podría ser tratado con mayor profesionalidad en el caso de que las ratios fuesen menores, por ende, se mejoraría la calidad educativa y se podría garantizar el derecho fundamental a la educación de todos los niños.

Y esto que tanto se demanda, hasta el punto de ser un reclamo constante de toda la sociedad, es una mejora pendiente que nunca acaba de llegar. Por este motivo hoy escribo estas breves líneas para enseñarte un modo en el que puedes contribuir a que se consiga.

Muchas personas unidas podemos intentar solicitar al actual Ministerio de Educación que baje las ratios mediante su consulta
  

El pasado 24 de este mes, el actual Ministerio de Educación y Formación Profesional en España y con fecha límite en el 7 de agosto del presente año, ha lanzado una Consulta pública previa sobre un anteproyecto deLey de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria. En dicha consulta, a cuyo documento puedes acceder pinchando aquí, se establece que una vez superada la situación económica que en su día dio a lugar al Real Decreto-Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, es pretensión del Gobierno de España solucionar la situación actual en el desempeño de la docencia no universitaria. No dejando claro por el momento y cito textualmente de la página del Ministerio de Educación:

Podría esperarse a una modificación en profundidad de la Ley Orgánica 2/2016, de 3 de mayo, de Educacion.

acerca de la idoneidad de la derogación de la LOMCE, sí se pretende realizar una consulta pública y ciudadana en la que se planteen mejoras prioritarias, por explicarlo de alguna manera.

Desde esta misma página, referencian el marco legal necesario para realizar las peticiones de los interesados en la Orden PRE/1590/2016, de 3 de octubre, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros, de 30 de septiembre de 2016, por el que se dictan instrucciones para habilitar la participación pública en el proceso de elaboración normativa a través de los portales web de los departamentos ministeriales, pero también han habilitado una dirección de correo electrónico para tal propósito:

consulta.seefp@mecd.com

Es el momento de las ratios.


En mi opinión, debiéramos hacer una petición unánime y clara, olvidando tantas otras mejoras necesarias en el ámbito educativo actual en España y solicitar que bajen las ratios. Si existe una demanda colectiva que exija y apremie la necesidad de esta mejora por encima de otras, quizás esta vez nos tengan algo en cuenta. Por eso yo quiero contribuir con mi granito de arena informándote sobre esta consulta, para que tú también puedas contribuir con el tuyo. Como ves es muy sencillo. No tienes más que enviar un email con tu opinión sobre las necesidades educativas del momento. Y no te engañes, y hago campaña, es el momento de las ratios.

Si opinas igual que yo, tanto como si no, te dejo, para que te sea todavía más fácil, el modelo de escrito que yo misma he redactado para la Consulta. No tienes más que copiar, pegar y enviar. Ni un minuto de tu tiempo que puede marcar la diferencia.

 

Modelo de texto:


A la atención del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Sección de la Consulta pública previa sobre un anteproyecto de Ley de mejora de la condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria:

En relación a lo especificado en el documento adjunto a su Consulta pública ciudadana, y hallándome en situación interesad@ para con dicha consulta por el desempeño de mi labor como funcionari@ de carrera en el ámbito educativo de la Educación Primaria en el sistema educativo público (Número de Registro personal: XXXXXXXXXX XXXXX); atiendo a esta misma dirección por ustedes facilitada para especificar lo siguiente:

Siendo como son en la actualidad educativa y en un orden cuantitativo, numerosas las posibles mejoras de nuestra situación como docentes así como la de nuestros educandos; considero innecesario realizar un listado interminable de éstas si bien existen algunas de carácter prioritario. De entre este tipo de mejoras preferentes es en mi juicio indiscutible la necesidad de reducir las ratios. Con el aval de la comunidad científica, que ya ha aportado numerosos estudios sobre la idoneidad de la bajada de ratios para la mejora de la calidad educativa (por ejemplo Krueger (1999), en su experimento aleatorio STAR, en que trabajó con datos de miles de alumnos en Tenesse, EEUU), añado el sentido común de aquellos docentes que entendemos que la realidad educativa actual no puede ser respondida con las actuales ratios educativas.

Teniendo presente la necesidad de mejora en lo relativo a la inclusión educativa, como bien ha reconocido recientemente la ONU en su énfasis por recordar que todos los niños tienen derecho a la educación, con la contrapartida de lo que la atención individualizada demanda, partiendo de la mejora de las relaciones sociales de aula y de centro en relación a la convivencia que afectarían desde el conflicto hasta el bullying, en relación a las necesidades del alumnado de incorporación tardía al sistema educativo español, del alumnado procedente de países extranjeros, del alumnado con sobredotación intelectual, del alumnado absentista, del alumnado en condiciones socioeconómicas o culturales desventajosas, y un largo etc.; es necesaria la inversión de capital educativo en la reducción de las ratios. Este tipo de inversión además, sería un medio para facilitar la incorporación al sistema de funcionariado público educativo del colectivo docente interino y sustituto, que lamentablemente ha sufrido también del recorte presupuestario así como de unas condiciones para el acceso docente donde la polémica ha sido la principal protagonista.

Por estos motivos y por muchos más, ante su Consulta pública, que aprovecho para evaluar como ciertamente positiva en el sentido en el que se atienda a aquellos agentes reales en el desempeño de la educación actual en nuestro país, es decir, alumnado, profesorado y familias; me reitero en la postura de disminución de las ratios como una solución que aportaría profesionalidad, a este sistema decadente y en progresión hacia un momento histórico sin precedentes: toda una generación a la cual se le está vulnerando su derecho a la educación.

Gracias por su atención, quedo a su disposición para lo que necesiten.

Nombre y apellidos.


Evidentemente, este es tan sólo un ejemplo y si no es de tu agrado, puedes solicitar libremente lo que consideres. Únicamente lo añado para facilitar las cosas.



Nuestra petición, bajar las ratios.


Es el momento de cumplir, lleguemos al TT, compartamos en toda red social que nuestra petición es #BajarLasRatios. Te emplazo a que compartas este artículo, o bien, el enlace de la consulta o la dirección de envío con el hashtag #BajarLasRatios. Desde la comunidad docente, así como desde la sociedad en general, siempre estamos demandando que este tipo de peticiones sean atendidas. El momento es ahora. Podemos poner ese pequeño grano de arena, insisto, aún sólo compartiendo el hashtag, para que se conozca de nuestras necesidades. Hay maneras de conseguirlo. Etiqueta a ese docente influencer al que sigues, si es influyente de verdad, este es un buen momento para demostrarlo. Anima a tus amigos, a tus familiares, pero sobre todo a tus compañeros, a todos los que conozcas. Ya sé que probablemente nadie lea esos emails, pero muchas voces unidas, pueden causar un ruido ensordecedor para que los de arriba escuchen lo que venimos pidiendo a gritos individuales durante tanto tiempo. La queja ya ha sido expresada por todos nosotros durante mucho tiempo. Quizás este sea el momento de hacer algo.

Nuestra petición, #BajarLasRatios.


Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo.

✓Eduardo Galeano.


También te gustará

2 comentarios

  1. Ya es hora de que se invierta en educación. Bajar ratios es el primer paso.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con esta medida. Pero considero más importante que los ratios: a) ofrecer una remuneración más atractiva a los docentes, no solo basar esta profesión en el buenismo o en las vocaciones sino en dinero contante y sonante b) limitar el daño que algunos padres están causando en el sistema educativo y en su presión sobre los docentes mediante la hiper-protección de sus hijos. Ya se dio un buen paso con la ley de autoridad del profesor, pero no es suficiente. Hay que quitar poder a los padres que se les ha ido la pinza con el hiper-proteccionismo. Esto genera que los docentes no podamos hacer nuestro trabajo a la hora de evaluar y a la hora de tomar medidas disciplinarias. Lo que no se puede permitir es que un niño suspenda porque es un vago y sus padres se te echen encima y te amenacen. Además, hay muchos padres que se pelean con otros padres. c) Dar más voz a los docentes en los medios de comunicación que se nos tiene silenciados. Solo hablan políticos, asociaciones de padres y "madres coraje", una nueva especie de mujer que piensa que por tener un hijo ya tiene toda la razón del mundo y energía infinita para atacar a los demás en defensa de sus retoños. Una de estas es la que inició el movimiento para quitar los deberes.

    ResponderEliminar

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES