Educación martes, 14 de enero de 2020

Entrevista a Toni Solano: "Twitter sigue siendo un lugar en el que se aprende mucho de grandes profesionales".



Profesor de Lengua y Literatura en el IES Bovalar y Director del mismo, tutor en red de cursos del INTEF-MECD, ha sido docente de Didáctica de la Lengua Castellana en la Universitat Jaume I, tutor de cursos de formación del profesorado, formador de opositores, escritor y divulgador. Podemos contar por decenas sus publicaciones en el ámbito de la investigación en la didáctica, y por añadir algo que no se pueda leer en Internet, uno de los perfiles más admirados y queridos del panorama de las redes sociales en la actualidad. Hoy entrevistamos a Toni Solano, Antonio Solano Cazorla, cordobés de nacimiento, que desarrolla su labor docente desde Castellón y parte de su labor divulgativa a la cabeza de ese que vienen llamando “claustro virtual”, en Twitter. Con este currículum, solo puedo empezar esta entrevista preguntando:

  • ¿Es la gestión del tiempo, tan demandada y alabada en la actualidad por el mundo de la empresa y la educación, el súper poder de Toni Solano?

    Autor de la fotografía: Ximo Górrid Plumed.

La necesidad horaria de un docente que quiera cumplir con sus obligaciones de manera responsable excede cualquier planificación: preparar clases, formarse, evaluar(se), estar al día en el ámbito legal, en lo pedagógico… Ya quisiera yo ser buen gestor de mi tiempo. Me conformo con sacar adelante lo más importante, sin descuidar la actualización continua. Para ello hay que sacrificar alguna afición y dosificar la presencia en las redes, que quizá es en este momento mi reto más complicado.


  • Nos cuenta usted en menos de 280 caracteres que “Leer, escribir, pensar, resolver problemas de la vida diaria, investigar, exponer en público, trabajar en equipo, hacer actividades deportivas, disfrutar de las artes, respetar a los demás.”; sería un buen resumen del currículum de la ESO. ¿Qué cambiaría usted de este currículum si tuviera la oportunidad y qué le parece un acierto total?



Siempre he defendido que una escolarización obligatoria ha de tener un currículo básico, es decir, competencias y conocimientos que permitan la incorporación eficaz de un joven en la vida real. Creo que la ESO se diseñó pensando más en dar continuidad a estudios superiores, olvidando que no todos los alumnos van a centrarse en lo académico, que no se les puede dejar orillados en la cuneta de unos estudios que, por diversas circunstancias, se les quedan muy grandes. Creo que hace falta definir bien cuáles son esas competencias clave, no tanto en términos generales ni desmenuzadas en mil estándares, sino en una batería de capacidades concretas: “busca información sobre este tema y redacta una síntesis, expresa tu opinión personal sobre esta manifestación artística, explica este hecho científico y acompaña el texto con gráficos, resuelve este problema matemático de la vida real...” Creo que el currículo está hipertrofiado y que necesita que sean los docentes quienes den sentido a lo que enseñan. Para el Bachillerato y las formaciones profesionales puede valer, pero no para Primaria y ESO.


  • Le confieso que he recurrido a Twitter para confeccionar esta entrevista, porque me da envidia su capacidad para debatir desde el respeto y el compañerismo, sorteando al troll, al que opina diferente o al cansino que no se da por satisfecho con una respuesta contundente. ¿Es Twitter un lugar difícil para divulgar sobre educación o usted se encuentra como pez en el agua en este medio?



Provengo del mundo de los blogs educativos, donde se compartía para aprender y para conectar. En aquel ecosistema, los trols eran casos aislados y bastaba con ignorarlos. En Twitter muchos empezamos con la misma idea, pero poco a poco se ha convertido en una red en la que la gente busca gritar lo que no haría nunca a la cara de sus compañeros. Mi premisa siempre ha sido comportarme en Twitter como lo haría en mi claustro, pues nada tengo que esconder ni tampoco tengo que vender humo. El anonimato da voz a muchos indignados, pero también a frustrados y mediocres. A pesar de todo ello, sigue siendo un lugar en el que se aprende mucho de grandes profesionales.


  • ¿Sería usted el mismo docente sin las TIC?



Difícil saberlo. Creo que no, porque casi todo lo que he aprendido ha sido gracias a mi interacción desde el blog primero y desde las redes sociales después. Por otro lado, aunque ahora en mi aula las TIC ocupan menos peso que hace años, sigo considerándolas un elemento fundamental para educar y aprender. Es curioso que sigamos preguntando esto a los docentes y no les preguntemos a los médicos o a los ingenieros si serían buenos profesionales usando los instrumentos de hace un siglo.


  • Un 26 de mayo de 2006, ni más ni menos, escribía usted la primera entrada en su blog “Re(paso) de lengua”. ¿Pensó entonces que su bitácora tendría la repercusión que tiene a día de hoy?



En absoluto. En aquel momento acababa de llegar al oficio después de obtener mi primera plaza definitiva. Llevaba un tiempo curioseando por Internet y me pareció buena idea contar públicamente mis dudas y mis pequeños avances en el aula. Tuve la gran suerte de entrar en contacto con los mejores: Lourdes Domenech, Felipe Zayas, Eduardo Larequi, Ana Ovando, Aníbal de la Torre, Jordi Adell… Fui aprendiendo y mejorando mi práctica docente gracias a todos esos colegas que abrían las puertas de sus aulas. Es un lujo que no todos saben valorar, especialmente si solo te importa convertir tus productos en un escaparate.


  • ¿Recomienda el uso del blog como herramienta educativa o cree que este formato ya es cosa del pasado?



Llevo años oyendo que los blogs han muerto. El mío sigue vivo, también el de algunos colegas. Es cierto que las redes sociales han “usurpado” ese valor de dar visibilidad a las prácticas educativas que tenían los blogs educativos, pero en muchos casos se necesita un espacio diferente para reflexionar, un espacio sosegado en el que se hace memoria o se desarrollan con tranquilidad determinados aspectos que en Twitter o Facebook quedan fuera de lugar.


  • Para un profesor que como usted defiende tanto la expresión oral en las enseñanzas lingüísticas, ¿es el podcast el formato en alza para la nueva década educativa?



El podcast es solo una herramienta más. A veces puede servir como producto final en un proyecto, pero hay muchas maneras de trabajar la oralidad en el aula sin necesidad de grabar, editar y publicar. En este sentido, creo que hemos avanzado bastante, no solo en las áreas lingüísticas, sino como competencia transversal, ya que la mayoría de docentes dedican tiempo a exposiciones orales en sus clases. Falta profundizar un poco más en la evaluación y mejora de esta competencia, y quizá en eso puede ayudar el podcast como elemento sobre el cual reflexionar y autoevaluar. 


  • No puedo dejar de preguntarle por su Proyecto de centro. ¿Es la eliminación de los deberes, el logro del que se siente más orgulloso?



El proyecto de dirección del IES Bovalar tiene muchas dimensiones, con diversas iniciativas destinadas a salvar graves problemas de fracaso, abandono escolar y convivencia. Muchos de nuestros alumnos proceden de entornos sociofamiliares desfavorecidos en los que los deberes solo acrecentaban la frustración por el fracaso. La propuesta de racionalizar los deberes fue una de esas iniciativas para reducir problemas del centro. Aunque haya sido la más llamativa para los medios, creo que hay otras como la tutoría entre iguales o el trabajo por proyectos que están siendo tan efectivas o más. De lo que me siento orgulloso es del trabajo en equipo de todo el claustro y del resto de la comunidad educativa, que han conseguido que bajen a la mitad los partes de incidencia o que se reduzca considerablemente el absentismo, el fracaso escolar y el índice de repetidores.

 Entrevista para Premios Magisterio. FUENTE: Canal Magisnet.

Gracias, Toni Solano, por pasarse por este rinconcito educativo. Nos gustaría despedirnos con una pregunta que siempre concluye nuestras entrevistas:


  • ¿Qué consejo le daría usted al futuro docente?



Va a necesitar mucha formación, no solo en los contenidos de su materia, sino también en estrategias para enseñar y para gestionar la convivencia. Los contextos pueden ser muy diversos y, a menudo, hay que replantearse mucho de lo aprendido para continuar enseñando. Generalmente, las grandes alegrías llegarán desde el aula y las grandes frustraciones desde los despachos. Si después de un mes de impartir clase, no encuentra sentido a lo que está haciendo, que se dedique a otra cosa.


Aquí puedes encontrar a Toni Solano:

Algunos enlaces recomendados por el entrevistado.

Acerca de la docencia compartida para Realinfluencers, por Antonio Solano:

Sobre el proyecto de dirección para Inevery Crea.


Sobre la función directiva, para INTEF, por Antonio Solano.

 Por Rodrigo J. García sobre el trabajo de Toni Solano, para El País.

Una lista inacabada (en palabras de nuestro invitado) y en construcción de:

Otras entrevistas para conocer mejor a Toni Solano:

También te gustará

0 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

AUTORA EN LA OBRA COLECTIVA FLORILEXIO

Estoy en madresfera

CHARLA EDUCATIVA SOBRE PATIOS INCLUSIVOS