coaching sábado, 27 de octubre de 2018

Atención selectiva en educación

No queda mucho para que se cumplan cuatro años de la primera entrada de este blog, cuatro años comunicándome en la red de redes. Mi propósito inicial, que fue el acercar a un lector promedio los sesgos cognitivos que afectan al modo en cómo percibimos la realidad, especialmente en lo relacionado con la educación; es ahora un propósito más diluido. Por el camino me he ido encontrando otros centros de interés que han suscitado mi atención, otras temáticas, a veces afines, otras no tanto, a mi filosofía en este pequeño lugar.

Supongo que podría pasarme horas hablando sobre lo que ha supuesto para mí la atención selectiva; más, teniendo en cuenta que mi proceso personal atencional es tan disperso. Sin embargo, siempre acabo escribiendo sobre otras temáticas, porque me lo pide el cuerpo, porque encuentro esa noticia de la que hay que hablar o porque yo misma evoluciono y voy sumando puntos de vista diferentes.

Unos días atrás he tenido que retomar el tema de la selección atencional en educación y la verdad, es un tema que me enamora. Ojalá se extendiera más este concepto, especialmente en lo ligado a lo emocional, no sólo a lo cognitivo. Quizás muchos docentes, padres, madres o personas interesadas en el mundo de la educación, vieran algo del luz en ese oscuro túnel llamado motivación. Es que no atiende, es que no para, es que no lo motivo con nada, son algunas de las expresiones que más se escuchan en los últimos tiempos en lo relativo a la educación de los pequeños y adolescentes. Una problemática que se acentúa con los trastornos por déficit de atención y déficit de atención con hiperactividad.

Si accedes a la explicación que doy acerca de este lugar, puedes leer claramente lo que para mí supone la atención selectiva, pero en los últimos días he dado un paso más allá y me he atrevido con el formato audiovisual, explicando qué es, qué supone y cómo podemos aplicarla en el aula. No me veo de Youtuber, no te engañes, pero ha sido toda una experiencia, por este motivo me gustaría compartirla contigo mediante el ejemplo de la caja. Así funciona la atención selectiva en educación.

Atención selectiva en educación.

 




Si quieres profundizar en este sesgo cognitivo apasionante, te puedo ofrecer varias entradas en las que he hablado del término:

Esta entrevista para Objetivo Tutti-frutti:
O este artículo de Psicología y mente:
 Como ves, todo un mundo de posibilidades por descubrir, que continuará...

 Sin una atención selectiva, la experiencia sería un completo caos.

✓Daniel Goleman.

También te gustará

0 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES