Educación lunes, 29 de enero de 2018

Entrevista a Llorenç Vidal: DENIP, una buena semilla que cultivas en el corazón de tus alumnos.

Es 1963, en una España que adopta el slogan "Spain is diferent” en un ambiente de posguerra que pide toros, siesta, minifalda y Eurovisión, con una economía de marcado carácter turístico y unos intereses culturales silenciados por el franquismo; surge en Mallorca un movimiento que este año cumple la friolera de 55 años en pie. En este país de por entonces, sacudido y magullado por la violencia más radical, donde se normaliza el asesinato por idea política, donde se criminaliza la poesía social, donde la cultura queda relegada a las restricciones de una moral corrompida por la religión más extremista, el poeta y profesor Llorenç Vidal comienza un camino de divulgación y concienciación de la cultura pacifista y la no-violencia. Redacta por entonces un manifiesto para los centros escolares que el siguiente año cristalizará en el DENIP o DENYP (Día Escolar de la No-Violencia y la Paz) y se inicia un movimiento que ha traspasado fronteras. Pionero de la paz en la escuela y de los valores de convivencia y respeto, a Llorenç Vidal le debemos que un día como hoy se celebre el Día Escolar de la No-Violencia y la Paz en medio mundo. Para mí es un placer entrevistar al poeta y pensador, tanto como al docente, que ha trabajado desde su juventud por una educación mejor y por un mundo más respetable. Así que, desde la humildad, y con la ilusión de quien pregunta a un Rolling Stone de la educación en valores, Llorenç, gracias por dedicarnos tu tiempo y prosigo con la entrevista.

Echando la vista atrás, cuéntanos, ¿cómo se vive una vida de entrega y dedicación a los demás, a la cultura de Paz y No-violencia sin el apoyo de entidades sociales, gubernamentales o institucionales? ¿Fueron duros los primeros años al frente de ese barco llamado DENIP?


¿Cómo se vive? Es difícil de resumir ya que son muchos años y ha habido momentos de ilusión y momentos de desilusión, momentos de coraje y momentos de desánimo, pero, a Dios gracias, han sobrevivido la ilusión sobre la desilusión y el coraje moderado y la constancia sobre el desánimo.


Como suele ocurrir en las obras pioneras de elevados ideales no todo fueron facilidades. Hubo  ironías de los que nunca hacen nada, oposición de algunos sectores políticos en el poder, propuestas alternativas bien intencionadas de esas que tienden a adulterar una idea recién nacida y, sobre todo, bastante indiferencia y mucha  incomprensión.


En los primeros años pasé algunos momentos duros y a punto de tirar la toalla, pero estando en meditación tuve la visión de un campo desértico repleto de rocas calcinadas y oí una voz que me decía. ¡Adelante, tu misión en este mundo es regar estas piedras calcinadas! Y pensé si ésta es mi misión seguiré regándolas sin preocuparme ni de las dificultades ni de los resultados.


Llorenç Vidal en 1975 en una charla sobre pedagogía de la no-violencia
Llorenç Vidal en una charla sobre la pedagogía de la No-Violencia en septiembre de 1975. FUENTE: Gente del puerto.


Y con respecto a nuestra sociedad, ¿ha cambiado la opinión pública en España ante la necesidad de concienciación acerca de la no-violencia; o a pesar de la gran labor establecida por entidades como el DENIP, todavía tenemos mucho trabajo por delante?



Creo que en los momentos actuales somos más que en 1963 los españoles que pensamos y nos esforzamos en una evolución menos violenta, más compasiva, más pacífica y más no-violenta de nuestras vidas y de nuestra convivencia social y no me cabe duda de que el DENIP ha ejercido una influencia positiva en esta evolución. Incluso algunos han comentado que en el comportamiento pacífico de los españoles en la transición democrática de 1976 tuvieron su influencia más o menos directa los doce años de difusión del pensamiento pacifista y no-violento ejercidos por el DENIP a través de la educación y de los medios de comunicación social. No obstante, todavía queda mucho trabajo por hacer para llegar a una meta satisfactoria.


No basta con protestar y quejarse de la violencia. Es necesario educarnos en el respeto a la vida y en la no-violencia de pensamiento, de palabra y de obra hacia todos los seres.


Conviene aquí recordar que el "Día Escolar de la No-violencia y la Paz" debería ser un punto de partida y de afianzamiento para una educación pacificadora y no-violenta de carácter continuado y, si es posible, permanente.


Este 30 de enero ya es conocido en la actualidad como El Día de la Paz, ¿podrías comentar para los lectores de Atención Selectiva por qué motivo es tan importante no perder o menospreciar el título de la no-violencia en un día como el de hoy? 


Su nombre propio es "Día Escolar de la No-violencia y la Paz". Algunos le han llamado "Día Internacional de la No-violencia y la Paz" y otros con nombres simplificados como "Día de la Paz", con lo cual, intencionadamente o no, olvidan el concepto fundamental de la no-violencia. En este sentido tuve ya que resistir presiones insistentes en los años 60 y principios de los 70,  con lo cual se intentaba aguar el mensaje fundamental de la jornada, en la que se unen los dos conceptos en una unidad indisoluble, como las dos caras de una misma medalla, ya que una supuesta paz que se cimiente sobre la violencia o sobre un simple cese de la violencia sin el desarme de los corazones no es una paz auténtica sino una paz superficial y una guerra latente. Y esto tanto en el nivel individual como en el interpersonal y en el colectivo. Suscribo el pensamiento del Mahatma Gandhi (cito de memoria) de que la violencia es la ley de los animales y la no-violencia es o debería ser la ley de los seres humanos.


En un mundo actual con problemáticas como el bullying, el ciberacoso, la normalización de la violencia desde los medios de comunicación, por poner varios ejemplos, ¿hacen más falta que nunca los valores pacifistas y de no violencia, o debemos cambiar a otro tipo de estrategias?



No soy quien para juzgar a los medios de comunicación, ya que como todo lo humano unas veces aciertan y otras no tanto, pero me descorazona cuando veo que por intereses comerciales de los anunciantes o por una superficialidad informativa y tal vez inconscientemente fomentan directa o indirectamente la violencia contra los seres humanos o contra los animales en vez de fomentar la compasión hacia todos los seres vivos.


¿Crees que las asignaturas de valores y ciudadanía son esenciales en el currículum escolar o este tipo de aprendizajes debieran quedar relegados al ámbito del hogar?



Considero que una "asignatura" o área transversal del currículo dedicada a educación en valores y educación para la convivencia, más o menos similar a la que se introdujo al inicio de la transición democrática, en el año 1977 ó 78 (no lo recuerdo con exactitud) y aunque sufrió un empobrecimiento sobre su proyecto inicial, proyecto inicial que fue publicado en la revista "Perspectivas Pedagógicas" del Instituto de Educación Comparada de Barcelona, no sólo es necesaria, sino imprescindible.


Con la perspectiva de los años de una carrera dedicada al fomento de la no-violencia y la paz, ¿qué entidades o personas físicas crees que han podido ser o son en la actualidad, reseñables en la divulgación y promoción de estos ideales?



No me gusta personalizar, no tanto por los que pueda citar sino por aquellos que reuniendo méritos pudieren involuntariamente ser olvidados. Me limitaré a las figuras básicas de Mahatma Gandhi, Vinoba Bhave, Khan Abdul Ghaffar Khan, Martin Luther King, Albert Luthuli, Danilo Dolci, Lanza del Vasto, etc., cuya irradiación de su mensaje espiritual y social tiene dimensiones internacionales e interreligiosas. En España y en el campo socio-político no podemos olvidar a Gonzalo Arias, con el que tuve el honor de que compartiéramos mesa en varios simposios que con motivo del DENYP organizaron el Colegio San José de Calasanz y el IES Miguel Hernández de Algeciras.




Siempre he pensado que las generaciones actuales, formadas en educación emocional, marcarán la diferencia en un futuro a largo plazo. ¿Cómo te sientes al respecto?



Sin duda alguna la educación emocional puede a ser un factor muy importante para la educación no-violenta y pacificadora o educación para la no-violencia y la paz, lo mismo que la educación no-violenta y pacificadora puede ser un factor muy importante para la educación emocional. Creo que se complementan perfectamente.


Para aquellos que todavía no lo conozcan, ¿cómo podemos saber más sobre el DENIP, su trabajo y su historia?



Tuve la oportunidad de poder dedicar al DENIP mi libro "No-violencia y Escuela" (actualmente agotado) y he visto descripciones del mensaje y del sentido de la jornada en trabajos de otros autores, como, por ejemplo, en la "Historia del pensamiento pacifista y no-violento contemporáneo" de Eulogio Díaz del Corral (también agotado). El "Ideario No-violento", también agotado, está en internet con acceso y copia gratuitos en el sitio "DENIP: No-violencia y Paz", donde hay además otras páginas en español, inglés y francés relativas al mismo.


Y para finalizar, ¿qué le diríaS a ese docente que cree que dedicar un día a trabajar en la paz y el respeto entre iguales es una pérdida de tiempo?



Respetando su opinión, le diría:

Educador, si tienes conciencia de la importancia de tu labor educativa, ¡haz una pausa en tu camino y en la sencillez de tu escuela, instituto o grupo de juventud practica anualmente el "Día Escolar de la No-violencia y la Paz", aunque sea solamente con una sencilla reflexión! Es una buena semilla que cultivas en el corazón de tus alumnos...


Muchísimas gracias por Tu colaboración, Lloreç.


Un cordial abrazo a ti y a todos los lectores de Atención Selectiva.


También te gustará

3 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Profunda admiración, enorme gratitud y cariño infinito hacia Lorenzo/Llorenç Vidal. Este año tas una búsqueda de meses para contactar con él, hemos tenido el privilegio de celebrar en las Islas Canarias encuentros escolares de la RCES (Red Canaria de Escuelas Solidarias) compartiendo un mensaje suyo para todos los escolares que dedican su tiempo y que creen en los valores de la no Violencia para conseguir una verdadera Cultura de Paz.
    Gracias Lorenzo por darnos esta enorme oportunidad de seguir avanzando en lo que creemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu comentario, Julián. Mientras el mensaje se mantenga vivo, hay esperanza en el futuro de nuestros hijos. Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES