Educación domingo, 4 de marzo de 2018

Beneficios del club de lectura en educación.

En el momento en el que un niño lee por primera vez, un nuevo mundo se le abre con la fuerza de mil tornados. Parece increíble cómo somos capaces de descifrar todo un código simbólico de trazos que codifica una información dada. Este acto de comprensión textual es sin duda, el mayor hito en nuestra historia académica y sin embargo, se produce con pocos años de vida. En esas edades no somos para nada conscientes de todo el potencial que manejamos con el aprendizaje lector, inmersos en el desarrollo de una habilidad que te cambia la vida. Porque el desarrollo de la lectura es determinante y su fomento, un obligada inversión de tiempo, de esfuerzo e incluso de medios. Todo lo que empleemos en fomentar la lectura, cada recurso, cada idea, cada libro y cada cuento, será determinante en el desarrollo lector de cada niño. 

Por este motivo, desde Atención Selectiva queremos ofrecerte este nuevo artículo a modo de recurso acerca de los beneficios del club de lectura en educación en el aula; un modo de entender la competencia lectora desde la hermandad.


Club de lectura en educación


¿Qué es un club de lectura?


Los clubs de lectura ya comienzan a proliferar en nuestro entorno cotidiano. Primero que nada se han promocionado desde los colegios, principalmente apoyados por los Planes de Mejora de Bibliotecas Escolares, pero también son herramientas que emplean centros culturales asociados a Bibliotecas públicas, o incluso iniciativas privadas o del entorno familiar o de amistad. Y con la revolución de las nuevas tecnologías, incluso se pueden acceder a ellos desde Internet.

Sin embargo, no contamos con una gran tradición de este tipo de clubs en España, siendo más típicos de la tradición anglosajona, especialmente en Estados Unidos. Allí, los clubes de lectura son reuniones de amigos o simplemente personas que se conocen por su afición a la lectura y que se reúnen en casas particulares para disfrutar de un libro en concreto.

En cualquier caso, se entenderá por todo club de lectura a un grupo de personas que se reúnen en un lugar dado (biblioteca, centro cultural, colegio,...) y que comparten una lectura de forma periódica. Generalmente, llegan a un acuerdo sobre el número de capítulos o de páginas a leer y se reúnen para comentar sobre lo leído con cierta periodicidad hasta acabar el libro. Es bastante frecuente que exista la figura del moderador, que suele escoger el libro y que actúa, nunca como protagonista, sino como guía del proceso. En el caso del empleo del club de lectura en el aula o el centro escolar, el docente actuará como moderador, aunque dependiendo de la edad del alumnado, también ellos pueden turnarse para mediar en el debate de las opiniones. 

La periodicidad de las sesiones del club de lectura suele ser de una semana y es fundamental la primera sesión en la que se entrega el libro a los lectores y que enciende esa llama motivadora que nos impulsará a leer el libro. Por otro lado, también es recomendable no castigar o reprochar que el libro no se lleve al día, pues puede crear un efecto de presión que lleve al abandono de la lectura. Hay que recordar siempre que lo poco que se pueda leer, es siempre un avance.

En todo caso, siempre hay que recordar que el principal objetivo de un club de lectura es que se disfrute de esta actividad sin presiones u  obligaciones, mejorando la competencia lectora y la comprensión desde un punto de vista lúdico.

Beneficios del club de lectura en educación.


Mejora la competencia lectora.


Cómo resulta evidente, el club de lectura mejorará la competencia lectora ya que el carácter periódico de la lectura es el mejor entrenamiento.

Acerca a nuevas realidades, gustos, autores, géneros, etc.


El club de lectura es además, un buen momento para introducir en el aula nuevos gustos lectores no influenciados por el márketing o la cultura del entorno de los niños. Gracias a esta práctica, el alumnado podrá conocer nuevos géneros, autores o incluso formatos literarios.

Te ofrece nuevas versiones de una misma obra.


Uno de los principales beneficios del club de lectura es la lectura compartida. Cuando acabamos un libro generalmente tenemos una idea de la historia que nos cuenta, influida siempre por nuestra propia perspectiva de los hechos. Sin embargo, con las sesiones en las cuáles hablamos del libro en cuestión, podemos enriquecernos con nuevas maneras de ver una misma historia. El club de lectura hace que leas muchas veces una misma lectura.

Te une con tu alumnado.


Y muy relacionado con esto está el hecho de que leer un mismo libro y hablar sobre él, especialmente si este trata sobre algún tema de trascendencia o relevancia para la infancia; genera un vínculo especial. Y si no, que se lo cuenten a los responsables del movimiento #Soyxqsomos que con una lectura han unido a escolares de todas las edades y procedencia para luchar por la inclusión.

Es motivador.


Además, la lectura compartida es muy motivante. Pero no aquella lectura global en la que uno leía en voz alta y el reto seguían la lectura, reina de una EGB que poco entendía de estimulación lectora. Leer y comentar, leer y pensar sobre lo leído, leer y analizar, debatir, ser críticos, y sobre todo, disfrutar.

Fomenta la socialización.


Cómo es evidente, pertenecer a un club fomenta la socialización. Además, tiene cierto carácter exclusivo y ayuda a que niños con dificultades en la socialización se sientan parte de algo. 

Trabaja la expresión oral y el respeto por las normas.


Pero la lectura no es la única beneficiada en el club de lectura. También la expresión oral se trabaja en las sesiones de debate y aunque no se debe forzar a nadie a participar, pues las intervenciones deben ser voluntarias y libres, sin presiones; cada ejercicio de debate es una práctica oral de por sí.

También los momentos de respeto de la palabra, de respeto de las opiniones de las demás, de respeto de turnos de participación y en general de la competencia social y cívica serán trabajados transversalmente con el club de lectura.

Es único y exclusivo. Une.


En general, tener un club de lectura, me lo vas a permitir del modo más coloquial, simplemente mola. Las experiencias que he tenido a nivel personal me han unido más con mi alumnado que esperaba con paciencia e ilusión al día del club de lectura. Se trata de un momento especial, que te hace formar parte de algo, no sólo al alumnado sino también al docente que participa. Y el hecho de leer al ritmo de los niños es agradecido, tanto como leer literatura infantojuvenil.

Así que si estás pensando en cómo motivar en el ámbito educativo para que tu alumnado lea, el club de lectura puede ser un gran aliado. Desde Atención Selectiva te animamos a implementarlo en el aula o en tu centro.


Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee.

✔ Miguel de Unamuno.


También te gustará

1 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES