CUMPLIENDO PROPÓSITOS



Últimos días del año y llegan los propósitos. Las redes sociales y las conversaciones del mundo 1.0, se vuelven monotemáticas para hablar de las nuevas dietas, las ofertas de los nuevos gimnasios, las nuevas filosofías positivistas a seguir, etc. Todo nuevo. Pero en La atención selectiva, no buscamos nada especial para el 2017, pues los propósitos del año pasado nos valen bien para este venidero


¿Recuerdas los propósitos que nos marcamos para el 2016?

Pues bien, por si no lo has leído en su momento, te dejo la entrada AQUÍ. Como puedes comprobar, eran unos propósitos muy ambiciosos, incluso parecían inalcanzables en enero de 2016, pero, ¿sabes qué?... ¡Los hemos cumplido! Bueno, no todos. Ni unánimemente, pero, ¿conoces esa frase de Galeno que dice que
"Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo"?

Pues bienvenido al lugar donde sí se cumplen los propósitos de año nuevo. ¡Vamos Allá! Esto nos propusimos para 2016, y esto es lo que se ha logrado.



1. FUERA FESTIVALES.


El primer propósito que nos planteábamos para 2016 era acabar con los festivales tradicionales, con una frase que resumía todo nuestro sentir, una idea que sabemos que también compartes. 
"Fuera los festivales de Navidad, de fin de curso o de cualquier otro evento de colegios e institutos, por favor.


Cada día son más los centros educativos que cambian las celebraciones a lo grande por actividades pedagógicas que respetan el contexto educativo de los niños y la tradición cultural desde el punto de vista de respeto a la diversidad", comentábamos en su momento. Y esta es una realidad que se hace patente cada día en más centros educativos. No es un propósito que se consiga en un año, pero sí es verdad que estamos en el camino. Atrás van quedando esos rancios festivales con actuaciones por puro exhibicionismo. En estos momentos parece que la tendencia son las actividades lúdico didácticas, las fiestas en comunidad educativa y una apuesta por la diversidad.



2. FUERA LA RELIGIÓN DEL COLEGIO.

En su momento asumíamos el nuevo 2016, con una intención sobre la educación religiosa, que resumíamos en esta premisa:
"E igual que un festival de Navidad es algo que ya está obsoleto en el colegio, en el instituto, en cualquier entorno educativo; si hay algo que sobra en los centros docentes es la religión. Sea cual sea."

Sé que esto no se ha conseguido a nivel general, pero lo cierto es que cada vez son más los colegios tanto públicos como concertados que no imparten religión por falta de demanda. Además, estas estadísticas van en aumento, como muestra este artículo de la Cadena Ser Online de 2015 que puedes consultar AQUÍ


3. FUERA LAS NOTAS NUMÉRICAS, FUERA REVÁLIDAS.



"En el 2016, no podemos continuar etiquetando a los niños con números."


Así de rotundos y de utópicos nos proponíamos uno de los propósitos más difíciles de conseguir de entre los 10 + 1 que ideamos. Parecía un propósito realmente difícil de alcanzar, ¿verdad? Pues nada más lejos de la realidad. En Cataluña, ya no hay notas.



La cualificación numérica ya es historia (al menos, de momento) en la comunidad catalana, que justificará el desarrollo de su alumnado mediante una serie de siglas que hacen referencia al logro competencial. Mostrando una cara reacia a las directrices LOMCE, los maestros catalanes han cumplido con este que parecía un propósito imposible de alcanzar, por tanto ¡bravo! Puedes leer este artículo para saber más de la noticia AQUÍ por cortesía de El periódico.


4. FUERA LOS HORARIOS.


Para 2016 también propusimos que se acabaran los horarios tradicionales. Recordando...



"Más flexibilidad en el horario discente es una máxima que está de total actualidad, una realidad que debiera ser tenida más en cuenta. "

Abogábamos por que el horario escolar se adaptara al alumnado y no al revés. Y a colación de esto, proponíamos también:


5. FUERA LAS ASIGNATURAS, BIENVENIDAS HABILIDADES.

 

Creíamos y creemos en el aprendizaje globalizado o por proyectos y por cómo los profesionales de la educación infantil nos llevaban ya mucha ventaja. El caso es que en abril de 2016, se nos presentaba una noticia que tuvo el efecto de un huracán. A veces, cuando algo es noticia, te das cuenta de hasta qué punto, muchos reman en tu misma dirección.

Seguramente recordarás el colegio catalán jesuita que eliminaba de golpe y porrazo asignaturas, horarios y exámenes. Por si no lo has leído o no lo conoces, te dejo un artículo de 20 minutos al respecto AQUÍ. El caso es, que después de esta noticia, supimos de muchísimos centros educativos tanto concertados como públicos que trabajaban de un modo similar, o bien, mediante pedagogías alternativas. Puedes consultar más centros educativos de este corte AQUÍ, por cortesía de la página Ludus (directorio de pedagogías alternativas) o incluso añadir el tuyo si es el caso de tu centro.


6. MÁS REALIDAD, MENOS ABSTRACCIÓN.



Y a colación de la desaparición de los contenidos, también proponíamos lo siguiente:

"centrémonos más en la realidad de nuestros chicos y no tanto de clásicos dogmas educativos."

En 2016, poníamos el típico ejemplo del niño que repite una operación matemática mil veces, y que la acaba realizando bien, pero, ¿entiende para qué le sirve en realidad? Bien, 2016 ha sido el año del ABN, del OAOA, de las mil pedagogías de matemáticas cercanas. Cada vez son más los docentes que implementan modos alternativos de adquirir conocimiento, por tanto, otro propósito que día a día se hace más, una realidad.


 

7. MEJORA EN LAS DESTREZAS LINGÜÍSTICAS, UN RESPETO A LOS ESPECIALISTAS.


Proponíamos también para 2016, un cambio en las enseñanzas bilingües, algo que aplicara calidad a las enseñanzas que se impartían en una lengua no vehicular. Proponíamos entonces...

"Este nuevo año no lo quiero comenzar sin esperar un cambio ideológico en las políticas lingüísticas en el plano educativo.

Lo importante que es aprender una lengua es innegable, sea cual sea. Pero aun es más importante aprenderla con dignidad para que al emplearla se haga con seguridad y destreza", decíamos. Pedíamos respeto por nuestro profesorado en lenguas extranjeras y este año descubrimos que no nos quejábamos en vano, cuando una experimentada traductora y bilingüe por experiencia, denunciaba la desastrosa situación detrás de las secciones bilingües desde el análisis en el colegio de sus hijas (artículo de Susana de la Nuez AQUÍ). Pero no fue hasta 2016, que esto tuvo trascendencia y los medios se hicieron eco, de una situación que necesita de un arreglo a pasos agigantados. Puedes ver el análisis de los medios sobre la situación en este artículo de El periódico, al que puedes acceder AQUÍ. Un comienzo para cumplir con un propósito más que necesario.


8. MÁS FILOSOFÍA, VALORES, CIUDADANÍA.


Pedíamos para 2016:

"más filosofía, menos doctrinas."

Y lo cierto es que seguimos en nuestras trece al querer educar a la próxima generación libre pensadora y contestataria que merece nuestra sociedad. Pero este es uno de los propósitos, que sin duda, necesitan más de un año para hacerse realidad. La creciente implicación de la Educación Emocional en los centros educativos parece que abre un camino pequeño y difuso, pero aún queda mucho por trabajar.

9. LA MÚSICA, ES ESENCIAL



"No es normal que en esta sociedad la música, la educación artística y otras actividades fundamentadas en la cuestión lúdica o en el deporte y la educación física sean consideradas de segunda división."
Parafraseando el artículo que mostramos el año pasado, también queda mucho trabajo por hacer para mejorar la inteligencia musical de nuestro alumnado. Hablábamos en esta entrada, de apagar más la televisión y vivir más la música, el teatro, el cine, los deportes... ¿Quién sabe en 2017? Quizás pongamos más atención en actividades centradas en el desarrollo de las cuestiones musicales del intelecto. Por lo pronto este 2016 ha sido un año con muchísimos estudios en el campo de las neurociencias relacionados con cómo percibimos y ejecutamos la música. Quizás sea un comienzo...


10. CELEBRAR LA VIDA


Y acabábamos el 2016 pidiendo una celebración, la de la vida. Celebrar la convivencia, el respeto a diversidad, la inclusión, la cooperación,... Reto, cada día más que conseguido. ¡Felicidades a todos!


# LOS DEBERES.


10 + 1. Los deberes. Nos pronunciamos en enero de 2016, con un último y controvertido propósito. Deberes sí, pero significativos y basados en los intereses del alumnado. Apoyamos una vez más por el lado lúdico y gratificante del conocimiento, y estamos felices de poder decir, que a pesar de no hallar un consenso en este 2016 de todos los implicados en la realidad educativa; este año se ha hablado mucho de los deberes. Parece que una nueva corriente emerge, que quiere dar calidad a los deberes, parece que esas polarizadas posturas "deberes sí, deberes no", se hacen cada día más minoritarias, parece que llegamos a consensos y esto ha sido un logro de todxs. ¡Enhorabuena!



Así que como decía el año pasado, brindemos por un 2016 sin trabas educativas, porque lo hemos conseguido. Brindemos por una educación positiva, porque cada día nos quedan menos propósitos por alcanzar. Y brindemos por las utopías, porque difíciles serán, pero nosotros llevamos las ganas de mejora tatuadas en el alma. De verdad, felicidades, por uño lleno de firmes propósitos cumplidos. Que siempre habrá quien diga que no, que esto son menudeces, que no se van a conseguir. Pues nada, que sigan opinando...
Mucha gente pequeña, en lugares pequeños... ¡Feliz año!



0 comentarios:

Publicar un comentario

LO MÁS LEÍDO ESTE MES

PARA RECIBIR CONTENIDOS DE LA ATENCIÓN SELECTIVA, INTRODUCE TU EMAIL