Educación domingo, 7 de mayo de 2017

INFOGRAFÍA DEL MES: DECÁLOGO DOCENTE

La palabra decálogo se ha venido popularizando gracias a la influencia de las religiones cristianas en relación a sus diez mandamientos; sin embargo, con el devenir de los años, el decálogo se ha hecho un hueco en nuestra sociedad como algo común en grupos sociales, gremios o profesiones e instituciones varias. De este modo, el decálogo, despojado de cualquier ideología religiosa, se ha convertido en un código de honor, inquebrantable para muchos. Será ese conjunto de normas básicas, de preceptos morales, fundamentales, regios, que tienen hogar en la transparencia de la actividad a regular.

Aunque la etimología del término (del griego deca, diez y logo, palabra) parece apuntar a un número concreto de normas básicas, en la actualidad los decálogos pueden tener más o menos preceptos, según las necesidades de coherencia con la actividad a realizar.


¿Porqué un decálogo en educación?


Siempre serán necesarios los decálogos en aquellas profesiones de las cuales dependan la seguridad e integridad de las personas. En la medicina, en la justicia y especialmente en la educación, necesitamos tener un código ético que nos muestre las bases humanistas para desenvolver esta disciplina con un apunte moral. 

Pero evidentemente, lo que es moral para unos, no lo es para otros; y aunque se presupone cierto grado de acuerdo en lo que debería hacer un maestro, profesor, educador o docente, ese código ético no es para todos el mimo.

Desde Atención selectiva, hemos querido confeccionar un cógigo ético que no se quede en lo superficial de la normativa. En todo decálogo docente podrás encontrar preceptos de profesionalidad y cuidado de calidad en el servicio, pero en mi opinión estamos faltos de decálogos que "obliguen moralmente" a luchar contra las desigualdades desde el modelo educativo.

Esto es, abogar por la inclusión, por la ideología de la no violencia y la paz, y especialmente por la lucha contra las instituciones que insisten en el recorte sistemático de derechos en la infancia. Sí, has entendido bien. Un código ético docente estaría vacío de contenido, siempre desde mi opinión personal, si no contemplara la lucha por una educación de calidad en todas sus vertientes. Los constantes recortes presupuestarios de la gran mayoría de modelos educativos en el mundo, nos dan un pase de rebeldía que se debería tener en cueta desde el punto de vista ético. 

Desde la Declaración de los Derechos Universales del niño en 1959, sabemos que la educación es un derecho universal que debemos respetar y hacer cumplir. Y según reza su artículo nº 7



El niño tiene derecho a recibir educación que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social y llegar a ser un miembro útil de la sociedad...

...El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

Por tanto, como sociedad, pero especialmente como miembros de la comunidad educativa y según cita el artículo, debemos luchar contra las situaciones de injusticia social que cualquier entidad público administrativa infunda sobre la educación de los niños. ¿Y esto qué implica? Pues que nos rebelemos, que lo peleemos, que pensemos en ellos en primera instancia.

Por otro lado, y según el artículo o principio nº5 de la misma declaración: 



El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.

¿Qué implica esto otro? Pues algo que es evidente y que no siempre se cumple, la inclusión, la atención, el respeto. Pero también, la defensa de un modelo que requiere de especialistas y requiere de inversión. Convivir moralmente con esto, también supone imponer el derecho a la educación por encima de una inversión que generalmente, no atiende a todas las necesidades. Si valoramos fomentar una sociedad equitativa e igual, habrá que empezar por el tipo de educación que les damos a los niños.

Por otro lado, opino que un código ético debería tener que ver también con el cuidado y valoración del docente como herramienta para el cambio social. Esto es entender la educación como medio para evolucionar como sociedad, donde el maestro supone la llave hacia el camino a tomar juntos. El maestro debe valorarse, debe quererse y querer a sus alumnos. No te tomes mis palabras como una vanalidad. Lo digo muy en serio. El maestro que se valora como parte del cambio estructural de la sociedad, educa para el desarrollo humanista. 

Y así podríamos estar reflexionando durante horas, y lo que supondría un decálogo de normas básicas, podría llegar a convertirse en un texto kilométrico, pero para sintetizar la idea de un código docente actualizado te dejo esta infografía que he realizado gracias a la web Piktochart










Vive tu vida en la verdad y justicia, tolerante con aquellos que no son ni sinceros ni justos.
~ Marco Aurelio.



Y tú, ¿qué precepto añadirías? Deja tu opinión en comentarios y formemos un decálogo colaborativo que nos ayude a ver otros puntos de vista para mejorar nuestra práctica docente.

También te gustará

4 comentarios

  1. Vaya Elvira, un decálogo super completo! Me ha encantado y la verdad que debería existir!!
    Genial! Como siempre!
    Muack

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los decálogos siempre quedan en los mora y superficial de las disciplinas, pero si estuvieran regulados por ley, otro galo nos cantaría,... jajaja Mientras tanto, ¡¡me quedo con que este te haya gustado, Mónica!!

      Eliminar
  2. Gracias por compartir nuestra herramienta :) Estamos aquí si necesitas ayuda. ¡Síguenos en nuestro canal de Twitter en español! ^@piktochart_es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queridos amigos de Piktochart, yo siempre digo que parece que tengo acciones con vosotros, jajajaja.

      Ya os sigo desde hace tiempo en vuestro canal de Twitter y siempre recomiendo vuestra página que me parece una de las mejores en la actualidad para hacer infografías. ¡Compartir es ganar todos!

      ¡Un abrazo y gracias por pasaros por aquí!

      Eliminar

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES