destacado sábado, 4 de marzo de 2017

EL MÉTODO NINJA CONTRA EL BULLYING




No somos ajenos, por desgracia hoy en día, los que trabajamos en educación de la necesidad de prevenir el bullying tanto en los centros como en las aulas. A pesar de todo esfuerzo, de toda precaución o de todas esas temáticas transversales que trabajamos día a día, parece que ese gran enemigo llamado bullying nos come terreno a pasos avanzados. La sociedad en la que vivimos desvinculada de ejemplos de nobleza y de grandeza a quienes seguir por parte de los más jóvenes, que idealiza la imagen y desvirtualiza el conocimiento; ayuda en gran manera a esta carrera que parece ya imparable. Por eso, cualquier ayuda es poca a la hora de tratar la prevención del acoso escolar.





Como anunciamos hace meses en nuestra página de facebook de La atención selectiva, hemos mostrado mucho interés en el método de la profesora estadounidense Kathy Pitt para prevenir el bullying o acoso escolar en su aula. Seguramente te habrás topado en la red, con el artículo de la sección Verne de El país en el que se narra toda esta historia que como no podía ser de otra manera, ya se ha hecho viral en varias ocasiones. Pero igualmente, te dejo aquí el link por si no conoces el método ninja contra el acoso escolar de una de las maestras más populares de Internet.

Y..., sí, método ninja, has leído bien. Así fue exactamente como la madre de uno de sus alumnos denominó al método de Pitt. Concretamente dijo de este sistema y con palabras exactas que era la "estrategia de amor ninja más brillante" que conocía. Así lo explica la madre de Chase, un alumno de 5º de Primaria por aquel 2014, año en que este método trascendió a las redes por primera vez:


"Cada viernes por la tarde, la profesora de Chase pide a sus estudiantes que saquen una hoja y escriban los nombres de cuatro niños con quienes les gustaría sentarse la semana siguiente. Los niños saben que estos deseos pueden cumplirse o no. También pide a los estudiantes que digan el nombre de un compañero que se haya portado de forma excepcional. Todas las votaciones se entregan de forma privada.

Y cada viernes por la tarde, después de que sus alumnos se vayan a casa, la profesora de Chase saca esos papeles y los estudia. Busca patrones.


¿Qué nombre no quiere nadie?


¿Quién no sabe junto a quién quiere sentarse?


¿Quién no recibe la suficiente atención para ser votado? 
¿Quién tenía un millón de amigos la semana pasada y ninguno esta semana?"

La figura de la profesora de Primaria, Kathy Pitt, rápidamente se popularizó con las redes que se hacían eco de este simple esquema sociométrico. No es que esta profesora hubiese descubierto la pólvora pues estudios de este estilo, sólo que más complejos, se vienen empleando en educación desde hace muchos años. Es el hecho de hacerlo todas las semanas, es esa constancia a la par que sencillez, el motivo que nos ha llevado desde La atención selectiva, a replicarlo y llevarlo al aula.

 
Kathy Pitt en una imagen de la NBC. FUENTE: VERNE

He aquí nuestras conclusiones sobre la aplicación de este método ninja:

Acogida y comienzo del método.


El método es muy simple y fácil de llevar a cabo, por lo cual no hace falta más que realizar un formulario que nos valdrá para todas las sesiones en las que decidamos realizarlo. Por el contrario que la autora del método, en mi caso particular no soy partidaria de reestructurar las agrupaciones de un aula cada semana; por lo cual lo he realizado con una periodicidad de una vez por mes desde principio del presente curso. 

El método fue bien recibido por parte de los alumnos y alumnas que en un principio no sabían para qué estaban realizando esa pequeña encuesta. Respeté el formato original de dos preguntas de maestra Kathy Pitt, que serían las siguientes:

"¿Con qué cuatro alumnos te gustaría sentarte la próxima semana?

Y, ¿quién crees que ha sido extraordinario durante esta semana?"
 
En el caso de mi aula, decidí reducir los nombres de la primera pregunta a tres, pues tengo una ratio de 15 alumnos en un 5º de Educación Primaria, y cambiar el contexto temporal a un mes. 

En un principio no les expliqué a mis alumnos lo que haría con las respuestas. De hecho, en la primera ocasión ellos creían que realmente cumpliría las peticiones de todos. Cuando realicé el primer cambio de mesas, estaban algo decepcionados y hasta molestos, pero poco a poco los cambios fueron surtiendo el efecto que se esperaba.

Resultados.


En cuanto empiezas a analizar las respuestas de los chicos, rápidamente te haces una idea general de las relaciones que tienes en el aula, claro que esto es totalmente efímero (motivo por el cual probablemente la profesora estadounidense lo elabore cada semana). Con inmediatez reconoces a cuatro grupos de alumnos:

  • Líderes. 
Son los más elegidos en la primera pregunta, pero no necesariamente en la segunda. Suelen ser un grupo de en torno a cuatro alumnos y acostumbran a cambiar mes a mes, aunque algunos repiten todos los meses.

  • Admirados.   
Suelen ser los protagonistas de la segunda pregunta, pero no siempre están presentes en las respuestas de la pregunta primera. Sorprendentemente tampoco suelen ser los que obtienen las mejores cualificaciones en las pruebas escritas, motivo por el cual deduzco que los niños admiran por cómo somos y no, por nuestra inteligencia o notas académicas.

  • Fieles. 
Suelen ser elegidos todas las semana independientemente de los acontecimientos, de un modo constante. No tienen muchas elecciones, pero se mantienen con un nivel de popularidad óptimo, que no siempre tienen los admirados o líderes (que por el contrario suelen cambiar según el contexto de cada mes).


  • Olvidados. 
No aparecen en las respuestas de ningún niño. Nadie los prefiere con respecto a la totalidad del grupo.

La primera vez que realicé este experimento, realmente me vine abajo. Tenía un total de cuatro niños que no habían sido mencionados en ninguna pregunta. Este me pareció el dato más triste y por esto decidí que tenía que continuar con el método ninja anti acoso. 

En mi aula de tutoría tengo tres agrupaciones de cinco alumnos cada una. Funcionan bien para diferentes tipos de trabajos tanto grupales o colaborativos como individuales, sin llegar a alterar demasiado el tono de voz. Para realizar los agrupamientos de manera que sean los más iguales entre sí, dentro de la diversidad de cada uno y teniendo en cuenta las conclusiones obtenidas del método, procuré incluir a los niños más populares y a los menos seleccionados en las respuestas, repartidos lo más equitativamente en los respectivos grupos. El mes siguiente, el número de alumnos no seleccionados se redujo a tres. Ahora mismo, no tengo ningún alumno entre los alumnos no seleccionados, y las estadísticas de los líderes se están normalizando de modo que la clase se ha convertido en un ir y venir de nuevas popularidades.

Conclusiones:


Como conclusión, empleando este sencillo método de prevención de bullying, diría que efectivamente es útil y sencillo, por lo cual lo aplicaré en el futuro con mis tutorías. Se requieren menos de cinco minutos para su realización y la información obtenida es realmente relevante, por tanto la relación costes beneficios para con su uso en el aula es muy significativa positivamente hablando.

Los datos obtenidos no solamente hablan de la relación interalumno sino también entre alumnos y profesor, por tanto aquellos alumnos que no son escogidos en las respuestas de sus compañeros, son aquellos en los que me he esmerado en elogiar y destacar sus frutos y triunfos. Esto cala en el grupo clase que advierte que, si el profesor elogia a un compañero, éste puede ser un buen compañero de grupo que le ayude, con quien trabajar mejor, con quien poderse sentir a gusto trabajando, etc. 

Por último me gustaría recalcar que este no es un método exclusivo y único con el que combatir o prevenir el bullying, pues si esto no viene acompañado de una educación en valores, de un trato adecuado entre alumnos y entre profesor alumno, de un buen clima de aula y de centro, así como de un protocolo antibullying que se gestione desde el Plan de Convivencia de los centros y tantas otras medias a mayores; no nos sirve de nada. En la batalla contra ese fenómeno social que azota a nuestra sociedad desde su eslabón más débil, todo esfuerzo es necesario y este método ninja no es más que un apoyo más en la lucha. Por tanto, gracias, Kathy Pitt por transmitir tu sabiduría ninja al mundo.



Si quieres leer más sobre bullying, te recomendamos otras de nuestras entradas sobre esta temática:






"La violencia crea más problemas sociales que los que resuelve".

Martin Luther King.


También te gustará

0 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES