Educación domingo, 24 de junio de 2018

Ya estás de vuelta, Eduworkaholic



Ya estás de vuelta, #EduWorkaholic.

Un curso más que acaba entre el cansancio y la alegría por las vacaciones venideras y vuelve como cada año, nuestro amigo eduworkaholic. Desde Atención Selectiva queremos que descanses, queremos que desconectes y que te prepares para una etapa del año que es larga; sí, porque la necesitas. Las vacaciones no son para trabajar, querido eduworkaholic, así que te proponemos que leas estas líneas si tenías pensado emplear el verano en programar, actualizar documentos, matricularte en algún cursillo de verano o irte de vacaciones a Finlandia para trabajar. Necesitas un descanso y aquí te contamos por qué y qué puedes hacer para recuperarte por tu adicción a lo educativo. Pero antes de empezar, recordamos que es esto de ser un auténtico eduworkaholic.



Eduworkaholic


El año pasado por estas fechas, y desde un punto de vista centrado literalmente en el sentido del humor, decidimos hacernos eco de un hashtag inventado, que reuniera la idea de ese docente que no para ni en verano. A modo de sátira, no demasiado burlona, pues yo misma me veo retratada en la alegoría; quisimos presentar a un tipo de docente que tiene auténtica pasión por el proceso educativo, hasta el punto de tener adicción por su trabajo. 

Pero, ¿cómo saber si uno es un eduworkaholic? Una persona con una adicción no suele reconocerlo, ¿verdad? Pues el curso pasado te proponíamos este sencillo test para que descubras si tienes adicción por tu trabajo educativo. Si cumples más de cinco de las siguientes premisas, simplemente te decimos, bienvenido al club. Te lo contábamos en esta entrada.

Eres un #Eduworkaholic si:

  • Ya estás pensando qué hacer para el curso que viene.
  • Tienes un blog educativo que no para en verano (esta es la mía...).
  • Has decidido actualizar tu programación de aula.
  • Te vas de rebajas, al Carlin.
  • Echas muchísimo de menos a los niños
  • Aprovechas el verano para marcarte unos cursos de actualización o bien acudir a unos talleres, convenciones, simposios,...
  • Te fijas objetivos como actualizarte al Grado de Magisterio o bien comenzar una nueva carrera.
  • Este año te vas de vacaciones a Finlandia o a Singapur, para conocer entornos educativos de élite. O quizás, te apuntes a viajar a algún otro país extranjero para perfeccionar tu competencia lingüística.
  • Te devoras lo último de lo último en literatura, eso sí, educativa, porque tú ya no lees otra cosa.
  • Cuando escuchas la canción del verano estás pensando en cómo integrarla en una actividad para tu clase.
  • Ya sea en Twitter, Facebook o Google +; tú sólo compartes chistes de Maestra de pueblo. Además, al leer comentarios en las redes sociales corriges las faltas de ortografía mentalmente.
  • Necesitas agenda nueva. Las tuyas no empiezan en enero, sino en septiembre.
  • Quedas con tus compañeros de trabajo y... ¿sobre qué habláis? Pues sobre los alumnos.

Que sí, que te has reído, pero te has dicho a ti mismo, creo que un poquito lo soy… O, ¡buf!, fulanita de 2º es una eduworkaholic perdida. Porque no nos engañemos, este trabajo engancha y no sabemos parar. ¡Es que no sabemos parar!


Para de trabajar, eduworkaholic.


Este año, nos sumamos desde Atención Selectiva otro curso más, para impulsar desde las redes sociales y hacer un llamamiento a la comunidad docente para que se tome unas vacaciones de calidad. Lo cierto es que más allá de la broma, nuestra profesión es una de las más relacionadas con el estrés laboral y el síndrome de burnout. La situación actual en la educación española denostada a base de recortes, debe hacer frente a diario a los nuevos retos que presenta una sociedad cambiante como la contemporánea; motivo por el cual el estrés laboral viene siendo el pan nuestro de cada clase. 

La principal estrategia para evitar el estrés laboral en cualquier profesión es el afrontamiento de la situación que genera malestar. Este afrontamiento puede plantearse desde la inhibición, desde la evitación, desde el autocontrol en los sentimientos que produce, desde la resignación, desde la aceptación de la realidad o desde la reevaluación positiva, entre otros. Y una vez hemos afrontado cuál es nuestra irremediable situación, es necesario manejar técnicas para la prevención del estrés. 

La mejor técnica para evitar el estrés la conocemos todos. Consiste en optimizar el tiempo de ocio, cuidando con detalle y maximizando el tiempo libre para poder emplearlo en actividades que nos hacen disfrutar, estar más contentos, activos y felices. Y no, no vale con verte el documental educativo que tenías pendiente. En los períodos vacacionales hay que desconectar. 


Ante el estrés sentido del humor como afrontamiento.


Y sin ánimo de frivolizar ni un ápice, pues el estrés laboral es un tema con la suficiente seriedad como para no permitir ni una triste risita, este año volvemos a proceder al etiquetado de eduworkaholics en las redes docentes.

Este año te volvemos a proponer que etiquetes con el hashtag #EduWorkaholic a tu compañero, a tu hermana que es docente, a tu amigo que es profe de secundaria, a tu vecina del 5º o todo aquel que conozcas que no deja de hablar de educación en verano. Hay que descansar, y espero que me llegue de vuelta ese: ¡Elvira, eres una #EduWorkaholic de narices! Espero, es más, que llegue al Trending Topic, pues también nos ofrece una imagen del trabajo que no se ve de los docentes, el que se lleva para casa. 

Solo tienes que sumar el hashtag, hacer un meme, un comentario en las redes sociales,... Hazle saber a ese docente que tiene que parar de trabajar y afrontemos todos con un poco de sentido del humor, que esta situación de estrés a la que nos vemos sometidos tiene que venir acompañada de una estrategia de mejora que no es más que la desconexión.

Esta semana os estaré etiquetando, estáis avisados. 

 ¡FELIZ VERANO!


 "El tiempo para relajarse es cuando usted no tiene tiempo para ello.” 

✔️Sydney J. Harris



También te gustará

0 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES