Educación domingo, 15 de abril de 2018

Milagros, a Fátima.

Así de contundente y con un título tan poco SEO, me puedo tomar la inversión del 3'8 % del PIB en educación que hemos conocido esta semana y que tan poco ha dado de qué hablar en los medios de comunicación, porque una vez más, la educación no es noticia de cabecera. Bueno, depende de la temática. La inversión del gobierno actual en educación no, pero el Máster de Cristina Cifuentes...

El Máster en materia de derecho de la Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid ha opacado todo tipo de noticias a lo largo de la semana, compitiendo en primera línea con la polémica entre la reina de España y la reina consorte. Y en medio de este panorama, nadie se echa las manos a la cabeza por la inversión ridícula que supone ese 3,8% de inversión en educación, que se suponía este año subiría vía pacto educativo, y que por el contrario ha bajado con respecto al también risible 3,9% del año pasado.

El dato de este año es realmente desesperanzador, pues cuando se iniciaban las conversaciones sobre el pacto educativo, una de las máximas en las que parece todos los expertos y políticos (que tienen poder directo para cambiar las cosas básicamente, porque la opinión pública lo viene clamando desde hace tiempo ya) estaban de acuerdo, era la necesaria subida de inversión hasta un mínimo del 5%. Sin embargo, y tal y como ya anunciara Montoro en octubre del pasado año, la caída en la inversión educativa nos lleva a un mínimo histórico.


Realmente con unas cifras tan ridículas, sería un milagro que este año se garantizara la equidad y la calidad educativa, que se acabara con el fracaso escolar, que se erradicara el bullying y se promovieran medidas de convivencia pacífica y de lucha contra la no-violencia, que se favoreciera la inclusión educativa garantizando un libre acceso educativo a todos y todas, así como la coeducación, que se redujera el abandono escolar, que se tendieran lazos de participación a toda la comunidad educativa, que se promocionara la investigación, la innovación en los centros docentes...

¿Te suena esto? Es un muy breve resumen de los artículos 1 y 2 de la LOMCE, principios y fines de la educación. Así que nos piden que mejoremos, pero no nos dan los medios.



Milagros, a Fátima.


Hay un dicho en mi tierra, que como buena gallega, me sabe más a lo que significa que su propio significado. Dicen por aquí:

"Milagros, a Fátima.",

haciendo alusión a la Virgen de Fátima, santa deidad con culto en las tierras vecinas portuguesas y conocida como la santa más milagrosa del S. XX. Aquí decimos, o más bien enviamos, a quien pide un imposible de peregrinación a Fátima, localidad portuguesa que alberga el Santuario de Nuestra Señora de Fátima. Es una manera de comunicar que lo que se pide es un imposible, que necesita de ayuda divina para hacerse realidad. Pero también un modo de reconocer la imposibilidad de realizar el recado, oiga, que no me pida usted que toque el cielo que ya sabemos que no voy a llegar. Esa retranca gallega tan bien retratada en el que pide directamente que no le tomen el pelo.

Este dicho fue lo primero que se me vino a la cabeza cuando conocí la noticia de la financiación de este año destinada a educación. Si ustedes quieren que mejore este sistema educativo con esta inversión ridícula, sólo me queda por contestar: Milagros, a Fátima.

Empecemos recordando, para aquellos que consideren que la inversión del ejercicio de este año es correcta, que España ya era el 5º país de la UE que menos invertía en educación desde su PIB. Con lo cual, este nuevo dato no deja más que evidenciar una triste realidad, somos un país que no invierte en su bien más preciado, su activo más rentable para el futuro. No se invierte en las próximas generaciones, no se ahorra (y me refiero a ahorrar de verdad, mediante la inversión, y no el recorte sistemático), no hay previsión de futuro, la educación es un recurso de segunda categoría.

Por el contrario y en relación a otras partidas como la de defensa, ésta viene aumentando su inversión desde 2012 y manteniendo posiciones con respecto a 2011; cuando las partidas destinadas a educación han caído desde la misma fecha un total de 0,6 puntos.

Transformar la educación sin inversión, un milagro.


Y mientras tanto, en el pleno apogeo del cambio educativo, de la innovación metodológica, y de la transformación del sistema educativo desde abajo; comienzo a entender un poco más la insistencia en la enseñanza religiosa dentro del currículum. Me vas a perdonar la ironía, pero lograr todo esto sin inversión económica, empieza a parecer cosa milagrosa.

En muchas ocasiones comento en este blog, que es de injusticia que el profesorado lleve encima la losa del fracaso escolar. Esa pesada losa, que a través de los medios de comunicación tratan de inculcar en la opinión pública mediante comparaciones ridículas, con países donde la educación es poco menos que un cuento de hadas. Finlandia, MIR docente, innovación y otros tantos cuentos chinos que ya no se sostienen, ante el verdadero culpable del declive del sistema educativo español, nuestros dirigentes políticos. Ellos, que hacen y deshacen mediante leyes educativas, y que pretenden que estemos en los primeros puestos de la OCDE, pero nos dan migajas para subirnos al toro. Los mismos que se llenan la boca de calidad educativa, pero la prefieren low cost. Esos, que se coronan con un bilingüismo que ya no se sostiene, pero te lo venden como la piedra angular del progreso educativo; un bilingüismo de baratija, sin una inversión en docentes nativos. Los que recortan por sistema, pero no quieren ser los malos de la película y te lo venden con un pacto educativo que hacía aguas desde el principio. A ellos, a los impulsores de una educación tercermundista, sólo les puedo decir: "Milagros, a Fátima"; que yo, sólo soy profesora.

"Vamos a invertir primero en educación, segundo en educación, tercero en educación. Un pueblo educado tiene las mejores opciones en la vida y es muy difícil que lo engañen los corruptos y mentirosos”.

✓ Pepe Mujica.





También te gustará

0 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES