Crianza sábado, 21 de enero de 2017

PREMIOS MADRESFERA Y REFLEXIÓN SOBRE LA BLOGOSFERA MATERNAL.

Esta misma semana hemos conocido los nominados a los PREMIOS MADRESFERA otorgados a los blogs pertenecientes a la blogosfera maternal. Puede que tú mismo que lees estas líneas en este momento y que estás interesado en el mundo de la educación, no sepas de qué te estoy hablando.  

¿La blogosfera maternal?...
¿Qué es eso?, puede que te preguntes. 



Hoy te quiero hablar del fenómeno socioeducativo de crianza que triunfa en las redes y de paso, te pido un favor. Si te gustan los contenidos de La atención selectiva, vótame para los PREMIOS MADRESFERA. Contribuirás a que continúe escribiendo con las mismas ganas o más y como siempre digo, te estaré agradecida de <3.

Votar es muy fácil.  A continuación te dejo un enlace en el que sólo tendrás que poner tu mail (vale cualquiera, incluso puedes votar con más de uno), señalar que no eres un robot (lo cual me recuerda a ESTA ENTRADA, por si te apetece una lectura sobre habituación en unos minutos) y pinchar en votar.  A continuación recibirás un mensaje en tu mail para confirmar el voto. Es importante que lo hagas, pues en caso contrario el voto será anulado. ¡Y ya está! Cero spam y el Karma que vuela... Aquí te dejo el enlace en el cual estarás votando en la sección de educación por La atención selectiva.  Pero luego puedes quedarte y seguir votando no sólo en la categoría educación sino en otras muchas.



https://goo.gl/63IR05




Y ahora,  para aquellos que habéis entrado por otros motivos, vamos con la blogosfera maternal.  

El fenómeno de la crianza en nuestros días. 


Pocos o ningún problema tenían un siglo atrás con la lactancia materna o el puerperio, aquellas mujeres que se enfrentaban por primera vez a la maternidad. Pocos o ningún problema tenían tampoco aquellos padres primerizos en sacar adelante a sus hijos.  No me malinterpretes,  no digo que hubiese más información que ahora, por el contrario,  pero la sociedad que giraba en torno a la maternidad se relacionaba de un modo diferente. Sí, es cierto que había otras dificultades, pero ninguna de ellas estaba relacionada con el apoyo como comunidad. El hecho maternal era compartido por sabías mujeres que instruían a las primerizas,  acompañaban, animaban, enseñaban. Se educaba en familia (más allá de la pertenencia de sangre),  sin prejuicios y sin ánimo de mostrar superioridad didáctica. El círculo maternal se sellaba de madres a hijas,  se transmitía conocimiento y se educada para educar.  Si había alguna duda, no había más que consultarla con la hermana mayor,  con la vecina, con la madre o con la amiga. Pero, ¿qué hacemos en la actualidad ante la duda en la crianza? Pues consultarlo con Google.  

Así es.  La vida es más rápida,  las relaciones han cambiado y nuestro modo de transmisión de conocimientos no es el mismo que el de hace siglos. San Google, nos lo cuenta todo.  Pero claro,  ¿quién es Google? 


Pues Google,  somos todos. 

De un tiempo a esta parte, los blogs, bloggers y dominios personales se han hecho con un terreno informativo que crece día a día. Con cada búsqueda, de hecho, favorecemos que esto sea así. Con cada lectura posicionamos a personas totalmente desconocidas en las primeras páginas del buscador de buscadores y la inteligencia colectiva nunca ha tenido tanto significado en relación a la maternidad. El nuestro no es un saber que transmitamos de padres a hijos, sino que es más bien un conocimiento que transmitimos a golpe de clic. 

Te pondré un ejemplo muy sencillo para relacionar este hecho transformador con los nuevos modelos de crianza. Si buscas en google la popular frase: "mi bebé no duerme de noche", esto es lo que sucede...


https://www.google.es/search?q=crianza&ie=utf-8&oe=utf-8&client=firefox-b&gfe_rd=cr&ei=sxWDWIywC9Cs8wewhaGQDg#q=mi+beb%C3%A9+no+duerme+de+noche
 
Lo primero que nos encontramos es ni más ni menos que una aproximación a los 619.000 resultados en lengua castellana. Este es un dato del cual podemos inferir varias cosas. Para empezar, que tener un bebé te roba el sueño. Esto es más que evidente. Y a continuación, que hay páginas y páginas y páginas en donde encontrar información al respecto. De entre todas estas páginas, podemos encontrar foros, vídeos, imágenes, podcast, documentos o escritos de profesionales de la salud y listas de consejos, experiencias y hasta ánimos de muchos bloggers del mundo de la crianza y la educación. Si tu bebé no duerme por las noches y no entiendes por qué, tienes a quien recurrir.

Verás,  yo tengo que estar y de hecho estoy agradecidísima a todos aquellos bloggers, escritores aficionados, periodistas alternativos y otros educadores de las redes a los que he consultado en momentos de incertidumbre.  No en vano,  he sabido de lactancia y de sus mil y una crisis, de apneas del sueño, del espasmo del sollozo, de alimentación sana y de recetas, de educación y de crianza gracias a todos ellos. Gracias a aquellos con los que me sentí tan identificada que lloré entre líneas y sueño. Gracias a aquellos otros que me enseñaron a hacer muchas cosas por mí misma,  a los que me enseñaron lo que es un DIY. Gracias a los que me hicieron reír a carcajadas y gracias a los que me mostraron su faceta más tierna y personal. Porque esto es la blogosfera maternal,  una enorme comunidad de personas con un interés común,  la crianza; y un único modo de expresión,  las nuevas tecnologías. Cómo si no surgirían nuevos modelos de cuidado y de apego, cómo si no podríamos estar hablando de BLW, cómo si no surgirían incluso nuevos perfiles profesionales como el de doula. De ningún modo estaríamos debatiéndonos entre Estivill y Carlos González, de ningún modo estaríamos hablando de crianza respetuosa, de impronta, de colecho.

Siempre que pienso en este gran fenómeno social, esta gran comunidad,  pienso en lo que seremos con los años. ¿Se educará dentro de veinte años como se educa ahora? ¿Estaremos hablando los que ahora somos padres, de facultades e independencia habiendo cambiado los pañales y biberones por el síndrome del nido vacío? ¿Qué será de esos grandes blogs de educación que comparten sin límite de desinterés y de altruismo? ¿Seguiremos escribiendo y comunicando cuando les asome el bigote a nuestros hijos,  cuando nuestras hijas hagan la Selectividad (si es que de aquella continúa, aunque este es otro tema...)? ¿Se celebrará la veintidós edición de los PREMIOS MADRESFERA

Ojalá que sí. Ojalá que nunca se acabe esta comunicación de experiencias,  este compartir conocimientos.  Ojalá que estemos aquí en mucho tiempo.  Por el momento,  ten en cuenta que cada vez que hagas una búsqueda en Google acerca de cualquier causa relacionada con la crianza, las primeras entradas serán sin duda, contribuciones de la blogosfera maternal. Así de sencillo y tan fácil de situar. Por este motivo quizás quieras después de todo, agradecer a tus blogs favoritos el apoyo y los consejos que todos hemos tomado de la red.  Si tratan la crianza en sus escritos, seguro que están en MADRESFERA, la mayor plataforma de blogs dedicados a la educación y la crianza.  Anímate y vota y estarás ayudando a alguien que ya hecho mucho más de lo que crees por ti. 







El futuro de un niño es el trabajo de su madre. Napoleón Bonaparte.
  

También te gustará

4 comentarios

  1. Respuestas
    1. ¡¡Muchas gracias, Aprendemos con mamá!! No conocía tu blog, y me ha encantado. ¡Mil gracias!

      Eliminar
  2. Me ha encantado ❤❤. Ya tienes mi voto. Espero conocerte en persona en el #Mnday17

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Todavía no sé si iré al Bloggers day, pero si voy, estaría encantada de conocerte, de verdad. ¡Un saludo!

      Eliminar

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES