LA NO-VIOLENCIA, UNA CULTURA PACIFISTA DESDE 1964.



Mañana es un día de gran importancia en los centros educativos españoles. Coincidiendo con el aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi, desde 1964, se celebra en España como en muchos otros países del mundo,  el Día Escolar de la No violencia y la Paz. Pero esta vez no queremos hablar de lo evidente que es festejarlo,  tratarlo en las aulas, educar en los preceptos de la no-violencia, sino que queremos hacer una revisión de su proyección. Esta fecha, históricamente hablando, tiene una trayectoria y un motivo para celebrar desde el orgullo y la tradición. Por esta razón, en un lugar como este,  La atención selectiva, donde tantas veces hablamos del prejuicio y los sesgos cognitivos en educación; queríamos hacerle un homenaje a quienes están detrás de su impulso y su desarrollo como proyecto escolar. 


La iniciativa y el contexto. 


El considerado como Día Internacional Escolar de la No-violencia y la Paz, comienza como una iniciativa no gubernamental, no habiendo sido promovida por ninguna institución del estado o burocrático educativa,  que la impusiera por ese "queda bien" para con la sociedad y más concretamente con las familias. De hecho le debemos al pacifista, poeta y educador, Llorenç Vidal, esta contribución. 

Llorenç Vidal. Fotografía original de la página oficial del DENIP, a la que puedes acceder aquí: www.denip.webcindario.com




Sí,  has leído bien.  Desde el 64. Entremos pues en contexto, para comprender la trayectoria de este día...


En 1964, para que te hagas una idea,  el Che Guevara da uno de los discursos más famosos de nuestra historia en EEUU, donde además cientos de estudiantes son detenidos por manifestarse en contra de la guerra de Vietnam.  En ese mismo año se le otorga el Premio Nobel de la paz a Martin Luther King y sale a la luz la primera tira cómica de Mafalda. 


Y mientras tanto en España... Tenemos la Eurocopa (como no) y la llegada de la minifalda. Por este motivo es más destacable si cabe,  el surgimiento de personalidades que abogasen por resaltar desde la pedagogía,  el respeto por los derechos humanos, por una sociedad más justa y mejor,  por educar desde el respeto y la tolerancia. 


No era fácil en la España de entonces, marcar la diferencia en un entorno empobrecido culturalmente, en un contexto sin libertad de pensamiento y de crítica social. Por este motivo debemos recordar mañana el trabajo de Llorenç Vidal, ese gran anónimo al que debemos todos nuestros 30 de enero por su inestimable trabajo por la paz y la cultura de la no-violencia. Mañana no sólo debemos festejar unos de los días más importantes del calendario escolar, debemos celebrar que en nuestro país,  ese que no ha cambiado mucho desde el 64, tenemos de los mejores educadores del planeta.  Y no me refiero con esto a docentes que gozan de la popularidad de las masas y las redes sociales, a gurús de la educación y del bien y del mal educativo, me refiero a personalidades como Llorenç Vidal, que han hecho del día escolar más social democrático,  una filosofía de vida. Esos grandes docentes y libre pensadores que merecen les reconozcamos una lucha histórica por y para una educación en valores.


Pero veamos cómo surge este día tan especial en la España de los sesenta con las reminiscencias de un clima de posguerra.

Llorenç vidal y el DENIP.

 

Logotipo del DENIP, diseñado por Eulogio Díaz Del Corral. Fuente: DENIP, página oficial. Puedes acceder aquí: www.denip.webcindario.com


En 1964, y no me canso de citarlo, el docente pacifista Llorenç Vidal crea el DENIP (Día Escolar de la No-violencia i la Pau), una iniciativa que surge simultáneamente en las ciudades de Cádiz y Mallorca. Iniciativa, que a pesar de todos los obstáculos de una sociedad y unas entidades institucionales heredadas del franquismo, traspasó fronteras en todo lo relativo al país, conociéndose también como DENYPN (Día Escolar de la No-violencia y la Paz).

Sin respaldos de ninguna institución de las cuales por entonces hacían gala de un trabajo por la paz y por los valores democrático sociales de tolerancia y respeto (véase la ONU, a quien con el paso del tiempo se le ha otorgado el mérito de la creación de esta celebración, dato totalmente falso); sólamente con esfuerzo y mucha resistencia, consiguen que esta festividad traspase países, celebrándose en lugares de todo el mundo. Probablemente pensarás, si estás leyendo esto desde Latinoamérica, no en mi país. Pero lo cierto es que coincidiendo el 30 de enero con el período vacacional en los colegios e institutos, así como facultades del hemisferio sur; integrantes del DENIP en latinoamérica decidieron emplear el 30 de marzo o días sucesivos para celebrar tal importante día.


Así como te lo cuento, el DENIP, es una iniciativa que viene trascendiendo fronteras desde 1964.


¿Por qué es importante decir No a la violencia este día?

 



En palabras del propio Llorenç Vidal, en sus "Precisiones sobre el Día Escolar de la No-violencia y la Paz", con motivo de la XXXIII edición del DENIP:



El nombre exacto de la jornada es "Día Escolar de la No-violencia y la Paz" -conocido también por Día Mundial o Internacional de la No-violencia y la Paz- y de su enunciado -por ser consubstancial al mismo- no se puede eliminar el concepto de no-violencia, por difícil que sea alcanzarla, salvo que se quiera superficializar y trivializar el sentido de la celebración y -consciente o inconscientemente- hacer el juego a algunos fascistas, militaristas y nacional-católicos de antaño, quienes, después de intentar -siempre "bienintencionadamente"- ridiculizar y hacer desaparecer la naciente iniciativa sin conseguirlo, ensayaron la forma de aguar su sentido proponiendo insistentemente la eliminación del término no-violencia, intento repetido actualmente -¡qué casualidad!- por algunos educadores y políticos que se autodenominan progresistas y de izquierda.

Así de contundente nos muestra Llorenç Vidal, el sentido de esta fecha y la importancia del lenguaje. No habrá otro modo de llegar a esa paz, que tomando el camino de la no-violencia. De la no-violencia social, de raza, de religión, de clase, educacional. No hay modo de festejar este día sin comprender como fue concebido, desde el respeto y los valores de amor fraternal,  de pensamiento y sentimiento de ciudadanía universal,  desde el concepto de paz por encima de cualquier forma de guerra. No digamos más,  desde los centros educativos,  "día de la paz". Honremos a aquellos que llevan más de medio siglo luchando por que se entienda el verdadero concepto de no-violencia. Y recordemos que este día no termina en el colegio, termina en las casas con las familias. Eduquemos a los nuestros para que conozcan nuestra historia y comprendan las dificultades que se han tenido que superar para estar como estamos. Este será probablemente el curso escolar en el cual más se trabaje este día vinculado a los horrores del Holocausto (por imposición vía LOMCE) o al conflicto sirio; pero no olvidemos que nosotros tenemos una historia,  un pasado. También nosotros hemos cometido errores, también nosotros hemos vivido en guerra. Hecho el cual no se puede obviar, ni edulcorar o minimizar frente a nuestra infancia. La historia del DENIP puede ayudarnos a plantear la evolución social de nuestro país desde una óptica positiva,  pero también realista. Es responsabilidad de todos recordar nuestra historia, nuestros logros y en qué circunstancias hemos llegado hasta aquí. 


30 de enero,  Día Escolar de la No-violencia y la Paz. 


Si quieres más información sobre el DENIP, te recomendamos su página web, fuente que hemos empleado para este artículo: www.denip.webcindario.com


Hermanos de las estrellas,
de las montañas,
del mar,
de todos los seres vivos,
unamos,
para cantar,
nuestras manos,
aprendices de Amor,
No-violencia y Paz.
Sin diferencias de raza,
de lengua ni de pensar,
en un abrazo fraterno,
unamos, para cantar,
nuestros pechos,
con la fuerza,
de Amor,
No-violencia y Paz.
Defensores de la vida,
sin armas para matar,
unamos, para cantar,
nuestro aliento,
mensajeros de Amor,
No-violencia y Paz.
Llorenç Vidal (Himno del DENIP, Hermanos de las estrellas). 



2 comentarios:

  1. Gracias a Elvira Fernández por este artículo que ayudará a que el DENIP llegue a más tierra fértil.
    Llorenç / Lorenzo Vidal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué honrada me siento! Gracias por este comentario. Tengo clarísimo cómo quiero enfocar mis clases de mañana. Mañana es un día de celebración y transmitiré a mi alumnado la pasión por la idea de no-violencia. ¡Un abrazo enorme y gracias por tanto, maestro!

      Eliminar

LO MÁS LEÍDO ESTE MES

PARA RECIBIR CONTENIDOS DE LA ATENCIÓN SELECTIVA, INTRODUCE TU EMAIL