Educación domingo, 9 de octubre de 2016

50 MOTIVOS POR LOS QUE ERES Y SERÁS DOCENTE

Esta semana, concretamente el miércoles 5, se festejaba el Día Internacional del Docente. Las redes sociales se llenaban de bellos mensajes y citas célebres para festejar un día, que para muchos, es todos los días. 


Porque el docente de hoy en día, no para. Absorto en las nuevas tecnologías y los procesos de cambio, cada día la competencia profesional docente exige de una mayor demanda de horas laborales y de un mayor esfuerzo en el trabajo. En el desempeño de las funciones docentes, el maestro, educador, tutor o profesor deberá dominar varias lenguas, las TICs, el conocimiento propio del área o materias que imparta, el dominio de la pedagogía necesaria para impartirlas, etc. Pero además deberá hacerlo desde el punto de vista de la gamificación, ofreciendo y favoreciendo siempre una visión crítica y analítica de la información; deberá ser innovador y coach; deberá infundir motivación y atender a las necesidades educativas particulares prestando atención individualizada; deberá frenar las conductas violentas y resolver conflictos, luchar contra el bullying, tanto como garantizar los aprendizajes para la propia mediación; deberá hacer conciencia en materia de prejuicios, de estereotipos y de injusticias; deberá hacer que sus alumnos aprendan una amplia gama de conocimiento y además procurar que sean felices; deberá formarse, reciclarse, reinventarse, etc., etc., etc.

Empieza a parecer una lista un tanto exigente para llevar en la maleta, ¿verdad? ¡Pues aún no hemos empezado con si debería enviar deberes! (ironía modo on)...

He tenido cierta maldad, la verdad, en este comentario. Pero me lo vais a permitir, pues con esta entrada de hoy también quiero festejar mi día. Ese día en el cual recordamos lo afortunados que somos y los muchos motivos que tenemos para agradecer que somos docentes.

Te quiero presentar hoy una infografía dirigida a los que ya sois, tanto como a los que queréis en un futuro ser profesores. Una infografía que habla de la belleza de este oficio al que entregamos tantas horas y sacrificio. Nuestra pasión confesa y nuestro motivo para sonreír. A veces, también, nuestro motivo por el cual llorar, por el cual protestar y fruncir ese ceño ya con arrugas irreversibles. Pero aun con todo y siempre, nuestro sueño con los ojos abiertos, nuestra lotería.

Te conozco y lo sé. Tienes mil motivos por los cuales no serías otra cosa que docente, pero te hago un resumen con los 50 principales con los que quiero dar las gracias especialmente a todos y cada uno de los profesores que tuve yo misma. Desde Doña Begoña que me enseñó a leer, motivo por el cual estaré en deuda con ella toda mi vida allá donde esté, hasta todos y cada uno de los que motivaron mis ganas de aprender. Para los buenos profesores como Doña Fita, cuya influencia ha perdurado en mí con el tiempo y supone un ejemplo a seguir; tanto como para los no tan buenos (bajo mi criterio subjetivo) gracias a los cuáles sé lo que no quiero hacer en esta profesión. Allá van estos 50 motivos por los que eres y serás docente. Hoy, el Día Internacional del Docente y siempre.




Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida. 

Confucio, no tienes ni idea...

También te gustará

0 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES