EL SOBREAPRENDIZAE EN LA TAREA.

Seguramente recuerdes con una mezcla de nostalgia y estupor aquellas tareas repetitivas que de un modo u otro acababas realizando en tu etapa escolar. Aquellas interminables raíces cuadradas, los análisis morfosintácticos, los ejercicios del uno al diez del libro de Ciencias Naturales, las lecturas colectivas,...


Todos pasamos por aquel modelo de enseñanza de la vieja EGB, que con el paso del tiempo ha ganado tantos detractores como fanáticos.

Y las herencias de un sistema fundamentado en el trabajo sistemático y repetitivo se fusionan con las nuevas teorías y modelos de enseñanza en nuestros días. El debate aprendizaje memorístico vs aprendizaje significativo, es una de las dialécticas en educación con más disputas y teorías. 






Sobreaprendizaje.


La palabra sobreaprendizaje es un concepto empleado en dos disciplinas diferentes que se complementan entre sí, en muchas ocasiones; la pedagogía y la psicología. Si bien su significado en ambas materias del saber es diferente, guarda cierta relación semántica. 

En pedagogía, sobreaprendizaje se refiere al modo de afrontar nuevos contenidos hasta su automatización, y se fundamenta en la repetición constante de las tareas a realizar hasta alcanzar este objetivo.

Por su parte en psicología, el sobreaprendizaje está relacionado con la memoria y la retención del conocimiento. A mayor aprendizaje, a mayor memorización en una tarea, menor es el olvido que de esta se obtiene. Esto no representa ninguna nueva teoría del conocimiento. De hecho, le debemos al prefuncionalista Hermann Ebbinghaus, el hallazgo de la curva del olvido. El filósofo y psicólogo alemán concluyó que cuanto más significativo es un recuerdo, éste  se mantiene durante más tiempo. Sin embargo, un fenómeno curioso resulta de la aplicación de pruebas estandarizadas en relación con la memoria. Una vez más, el sobreaprendizaje. Es fácil de visionar. Si yo entrego una prueba, una tarea, un test estandarizado a un niño, su puntuación en dicha prueba o tarea estará normalizada y como mucho alterada según el contexto (es un buen día para este niño, el clima es apropiado, el ruido es el aconsejable, etc.). Pero si yo entrego el mismo tipo de tarea consecutivamente todos los días a este niño, sin variar las condiciones en las que se realiza (mismo lugar, misma hora, mismo escenario,...) al cabo de un tiempo se producirá un fenómeno de sensibilización a la tarea. Es decir, este niño de una manera mecánica y automática, no sólo realizará con éxito esta tarea, sino que sus resultados estarán por encima de lo que se esperaría en condiciones normales. Es decir, se produce un sobreaprendizaje que favorece la consecución de la prueba. 

En este caso, la curva del olvido, tiene una pendiente muy acusada cuando se memoriza contenido poco significativo, pero es casi plana cuando éste resulta atractivo o trascendental para el niño.



Sobreaprendizaje en la tarea


Tenemos una doble lectura entonces en relación al sobreaprendizaje. Por un lado, éste es positivo, pues aquello que se repasa, que se memoriza durante un período largo de tiempo se mantiene en el recuerdo. Un ejemplo de esta visión sería el aprendizaje memorístico de las tablas de multiplicar. No se olvidan, pues el repaso sistemático ha hecho de este conjunto de reglas mnemotécnicas que aprendemos sin significado en un primer momento, un elemento de nuestra memoria a largo plazo. 

Pero por otro lado, está el hecho de la significación y de la trascendencia de contenidos. No somos ordenadores, pero sí tenemos una capacidad limitada en el procesamiento de la información. Tenemos atención selectiva y no todo el conocimiento, ya sea de un modo dirigido o inconsciente, acaba siendo retenido en nuestro cerebro (Esta idea la puedes ampliar AQUÍ si te interesa). El sobreaprendizaje en pruebas estandarizadas, hace que los niños memoricen sin comprender el porqué de los contenidos, sin entender su importancia o relevancia, sin conectar el conocimiento con bases previas subyacentes. 

Y esto no sería preocupante en aquella vieja EGB, pues no recuerdo yo, ese interés creciente por la realización de pruebas estandarizadas, de las famosas reválidas. No, por el contrario, deja de ser preocupante en nuestra actualidad docente y discente (pues a todos incluye), momento en el cual; dada la proliferación de pruebas de este tipo y de esa "psicosis" por quedar en buen lugar, se obstruye el aprendizaje significativo en aras del memorístico. Es decir, el profesorado se centra en la preparación de una prueba académica que se sobreaprende, pero no se entiende.




Cuando crees saberte todas las respuestas, la vida te cambia las preguntas.
Anónimo.



0 comentarios:

Publicar un comentario

LO MÁS LEÍDO ESTE MES

PARA RECIBIR CONTENIDOS DE LA ATENCIÓN SELECTIVA, INTRODUCE TU EMAIL