Educación martes, 26 de abril de 2016

MUCHO OJO CON EL BIPARTIDISMO EDUCATIVO.




Desde hace muchos años, con el panorama político de referencia que tenemos en este país, he sido una ferviente defensora de la pluralidad ideológica. Bien por desengaño, bien por mero aburrimiento, he llegado a la conclusión de que ese bipartidismo heredado de los mass media yanki; ha sido el detonante de la corrupción, el tráfico de influencias y la mala praxis de unos; y en el hastío, el desengaño y la indignación de otros (entre los cuales me encuentro).

El bipartidismo engloba de por sí el concepto de opresión de ideas, de concentración de los argumentos en como mucho, dos versiones. Se trata de la simpleza de perspectivas. El blanco y negro.




Así mismo, se opone a multiculturalidad, a la diversidad y a todo concepto relacionado con lo social, con lo plural.

En este contexto, podemos afirmar que existe una tradición política de bipartidismo considerable en España, pero, ¡ojo! Mucho ojo con el bipartidismo educativo.

Bipartidismo educativo


Recientemente parece que la educación está de moda, en auge. El reciente crecimiento de la blogosfera maternal; la preocupación por nuevas formas alternativas de educación; las constantes referencias a informes PISA, a la OCDE, a las reválidas,...; la fijación con modelos educativos como el finlandés; etc.; nos indican un nuevo horizonte donde lo educativo importa. Y esto es genial. La educación es la antesala de nuestra futura sociedad. Por este motivo, no debiera importar en exclusiva a padres, educadores, maestros y profesores. Se trata de un bien común, que debería preocuparnos a todos. 

Sin embargo, en los últimos años encuentro que algo está enturbiando esta sana preocupación por lo educativo. Hay algo que está manchando el interés por educar. Ha llegado el bipartidismo educativo.

Esto que digo con ciertos tintes cómicos, es una realidad que se nos viene relatada especialmente desde los medios de comunicación y desde el entorno 2.0. En una anterior entrada, te comentaba sobre el programa de la cadena CUATRO de televisión, Malditos deberes (puedes acceder a la misma AQUÍ). El programa de Cintora, nos mostraba mucho más que la simple dualidad deberes , deberes no. De hecho, mostraba dos maneras muy distintas de ver la educación del momento. Por un lado, la ideología del cambio educativo abanderado por profesionales como César Bona, y por otro, el espíritu de superación mediante el sacrificio y el esfuerzo de manos de Alberto Royo

Y lo cierto es que picamos. Porque nos gusta la idea de némesis en todo cuanto nos interesa. En el cine, en la literatura, en la política y en estos momentos también, en la educación. Pero lo cierto es que el programa de cuatro no es el único con responsabilidad en este bipartidismo educativo. Las redes sociales, desde las cuales defendemos nuestras posturas enérgicamente desde un punto de vista polarizado a favor, alimentan una versión u otra y muchas veces nos olvidamos de que lo educativo es un mundo de variedad de técnicas, perspectivas y teorías. Un mundo en mil colores que huye de la monotonía de la escala de grises.




NEUROCIENCIAS VS ESFUERZO.


Los recientes estudios de la amígdala y su desempeño en el aprendizaje han supuesto una revolución en el modo de presentar la información. El anclado que se produce cuando se vincula el componente afectivo y sentimental en el modo de comprender la información, proporciona una memorización de lo aprendido a largo plazo. La gran revolución educativa de los últimos años, la neurociencia. Este fenómeno nos aleja del aprendizaje memorístico y del trabajo por contenidos para dar más libertad en la acción de la enseñanza. Pero no nos engañemos, hay conceptos que no se pueden aprender de un modo procedimental o divertido. El esfuerzo creativo que supone no es compensatorio del recurso memorístico en todos los casos. Por extraño que parezca, aprender no siempre es agradable o divertido. 

Por otro lado, esa idea de sacrificio, autonomía y esfuerzo propuesta en contradicción al aprendizaje emocional, no me parece que esté anticuado. De hecho es relativamente actual si nos fijamos en el coaching deportivo. Las rutinas de trabajo por objetivos, guiadas por un elemento clave: la motivación; también están de actualidad y son respaldadas por muchas teorías. 

Así que, mi consejo, no te dejes llevar por el bipartidismo educativo. Aprender desde la emoción es ideal para que los aprendizajes perduren, pero determinados conocimientos no pueden interiorizarse de este modo y los currículos son extensos. El esfuerzo y el entrenamiento en el aprendizaje son recursos que no podemos negar en nuestra educación. Aprovechar lo mejor de cada teoría, según el momento, es una clave de éxito.





APEGO VS AUTONOMÍA

Y otro de los campos educativos que se ha visto afectado por este bipartidismo, es el de la crianza

De igual modo que ocurre con la educación, el pediatra Carlos González y el doctor especialista en medicina del sueño, Eduard Estivill; son los dos grandes representantes de las corrientes más populares de crianza en la actualidad.

Por otras de mis lecturas sobre crianza sabrás que soy una gran defensora del apego en la infancia. De hecho soy consciente de que la seguridad viene de la mano del apego en los primeros años de vida. Esa impronta de los seres humanos, ese período crítico que suponen los primeros meses del bebé; no puede ser abordada de otro modo que con el afecto y el calor. Pero nuevamente, para cada momento su pedagogía. 

No digo que dejar llorar a un niño, que cambiarlo de habitación, de cuna, precipitadamente; sea una buena solución. Pero todos los que somos padres sabemos de la necesidad de ir marcando alguna rutina con nuestros hijos. Al igual que demostrar en algunos casos autoridad, nos faculta para poder dialogar con nuestros ellos en un futuro haciéndoles ver lo que es correcto, lo que es seguro, lo que les beneficia, etc.

El equilibrio entre la autonomía y el apego, es una máxima a la hora de educar a un niño de corta edad. Siempre probando lo que a cada cual le resulta más satisfactorio, con mejores resultados y teniendo en cuenta el tan manido dicho: cada niño es un mundo. Y en el mundo, colores. 





Que no te engañen. El bipartidismo, separa en grupos homogéneos que se parecen entre sí mucho más de lo que ellos creen. Puede que estés totalmente convencido de que quieres formar parte de un bando o de otro, pero tienes más colores donde elegir. Cerrarse en una postura para todo, nos aleja y no permite desarrollar empatía hacia otras perspectivas, otras posibilidades. El bipartidismo educativo nunca nos dejará crecer, ni mucho menos avanzar o consensuar opiniones.



  Largo es el camino de la enseñanza por medio de teorías; breve y eficaz por medio de ejemplos.

Séneca.

También te gustará

2 comentarios

  1. Mira que a mi me pasa esto con el grande de mis hijos y las tablas de multiplicar. Nosotros las memorizamos porque había que hacerlo pero el hecho de estar en segundo y no haber sentido necesidad de memorizar nada más allá de poemas y canciones hace que le cueste mucho muchísimo memorizarlas. Conoce las bases y entiende su utilidad, sabe multiplicar cifras bajas pero por desgracia para él las matemáticas avanzan rápido y él se queda rezagado.
    Es un niño que no ha aprendido a memorizar contenidos pero entiende la base de la multiplicación.
    Tengo mis paredes/pizarras y los azulejos de la cocina llenos de tablas de multiplicar. Uso el método Coca cola, publicidad everywhere. Algo se le quedará de verlas hasta en la sopa, digo yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me encanta tu método, Adara!! Y seguro que las va a memorizar. De hecho, ya tiene algo más importante, tiene el concepto. LKo otro vendrá más lento, probablemete, pero llegará. No todos los niños tienen facilidad para el aprendizaje memorístico, ni muchos adultos entre los cuáles me encuento. La capacidad de nuestro cerebro es limitada, de esto va, precisamente este blog. Pero por desgracias, hay cosas que se deben memorizar y tú has puesto el mejor de los ejemplos, ¡las tablas! Sin embargho tú empleas la inteligencia espacial y la musical para llegar al aprendizaje. Esto es lo importante, ¿verdad? No centrarse en una simple perspectiva, sino en un abanico de posibilidades. ¡¡Muchas gracvias por tu enriquecedor comentario, Adara!!¡Feliz día!

      Eliminar

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES