coaching viernes, 26 de junio de 2015

TEORÍA DE LA FIJACIÓN DE METAS DE LOCKE, O PORQUE TENER OBJETIVOS TE HACE MÁS FELIZ.

      La palabra meta, es un vocablo lleno de significado en sí mismo, de significado positivo. Puede referirse al prefijo griego que empleamos en palabras como metáfora o metafísica. En este sentido, su significado alude a la trascendencia, al ir más allá, más allá del significado, más allá de la física. Pero también empleamos la palabra meta, como sinónimo de objetivo, como la finalidad de una acción.

      Una meta, nunca es gratuita. Es aquello por lo que nos esforzamos día a día en conseguir. Es un desafío y una lucha constante.




   Y de este modo, la palabra meta está íntimamente relacionada con un concepto recurrente en La atención selectiva, el concepto de motivación.

      Edwin Locke,

(psicólogo estadounidense

especializado en 
motivación

demostró que el trabajo dirigido hacia la consecución de una meta, constituye una gran fuente de motivación, pues este trabajo actúa como un estímulo interno positivo.


      

      Así que, si quieres conocer de qué puede servirte el fijar objetivos en tu vida, esto es lo que tienes que saber sobre la Teoría de la fijación de metas de Locke:

      Locke, estudió el establecimiento de objetivos en relación al mundo empresarial. 


      Seguramente te sonarán expresiones como:


 


trabajo por objetivos,
incentivos por metas,
productividad en base a objetivos,
etc.

     


      El establecimiento de metas está en la actualidad muy ligado al mundo del trabajo, pero lo cierto es que se puede aplicar a muchos aspectos de nuestra vida cotidiana. Pero, ¿Cómo funciona el establecimiento de una meta?
   
       Dependiendo del tipo de meta que nos fijemos, ésta actuará a modo de retroalimentación, lo cual hará más atractivo el esfuerzo por conseguirla que la propia meta en sí. Por ejemplo, muchas veces sentimos más placer a la hora de planificar un viaje, que en el mismo viaje en sí. Y quien dice un viaje, dice una fiesta, una celebración, vivir una aventura, proponernos estudiar algo nuevo, un hobbie,... Todos son proyectos de los cuales obtenemos retroalimentación positiva con el simple hecho de su planteamiento, más que por su realización.








     En este sentido, y para profundizar en cómo debemos plantearnos una meta, a mayor dificultad en ésta, mayor será el desempeño en conseguirla. Si bien, pareciera lógico lo contrario (es decir, con el establecimiento de una meta fácil, más llevadero será el esfuerzo empleado en conseguirla); los estudios de Locke demostraron que cuanto más difícil nos resulta un objetivo, más disfrutamos de la consecución de éste. Igualmente, se podrá crear un efecto de abandono, si la meta se observa como inalcanzable. En resumen, para que las metas nos sean útiles, deben ser atractivas, difíciles, desafiantes y además, deben ser reales y alcanzables.

    Así, tenemos que las metas son imprescindibles en cualquier actividad, puesto que centran la atención y concentración en una tarea, aumentan los niveles de persistencia, contribuyen a la elaboración de estrategias, ... En general, mejoran nuestro rendimiento y nos hacen sentir mejor, aumentando nuestra autoestima.






       Y aquí acabamos. La entrada de hoy es corta. Bueno, lo que yo entiendo como corta. Y es corta porque te voy a proponer un reto que te ayude en la planificación de tus metas:


       Tomate unos minutos para pensar en siete metas que quieres alcanzar en tu vida personal. Conocer un lugar, un proyecto especial, deshacerte de un miedo de toda la vida, un desafío al que le tienes ganas,... Todo vale.


       Durante la primera semana de julio, en la página de facebook de La atención selectiva, a la que puedes acceder desde AQUÍ, te vamos a proponer un reto, que consistirá en establecer tus propias siete metas y colgarlas en las redes sociales. En facebook, en twitter, en instagram, donde te sientas más cómodo; y del modo que tú quieras: mediante letras, con una imagen, con una canción, con la escena de una película, ... ¡Como más te guste!


       Apúntate al reto de la semana de la fijación de metas. Es muy sencillo. Tan sólo tienes que hacer un copia-pega en tu red social favorita:


   Estoy fijando mis metas para una semana positiva, de #Laatenciónselectiva, y ésta es mi meta de hoy:



A continuación, lo que tú prefieras. Que tu meta es sacarte una oposición, pues cuelga un fragmento de tu temario; que es un viaje, foto a todo color; superar un miedo, canción positiva,...








       Y recuerda que sólo con planearlo estarás haciendo que sea más cercano y aumentando tu felicidad y autoestima. ¡Anímate! Te sorprenderás de lo que puedes llegar a conseguir.



Si un hombre no sabe 
a qué puerto navega,
ningún viento 
es favorable.
Lucio Anneo Séneca

También te gustará

0 comentarios

Suscríbete a la Newsletter

Recibe mis publicaciones en tu email y no te pierdas nada.

Ganadora del Concurso Reinventa los clásicos de Vicens Vives

Estoy en madresfera

PREMIO V CERTAMEN LA EDUTECA EN LA SECCIÓN MEJOR BLOG DE PROFESORES